Fomento pretende intensificar la inspección sobre empresas buzón en el transporte

El refuerzo de la inspección de las empresas buzón se llevará a cabo a partir de la colaboración con la Inspección de Trabajo.

El Ministerio de Fomento tiene previsto intensificar a lo largo del próximo año la inspección de las empresas buzón, según figura en el Plan Nacional de Inspección de Transporte para 2019 que ha sido presentado hoy, 28 de noviembre, en sede ministerial a las asociaciones de transportistas por parte de subdirectora General de Inspección de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, acompañada de los responsables de inspección de las Comunidades Autónomas de Cataluña, Madrid y Aragón, informa Fenadismer.

El refuerzo de la inspección de las empresas buzón en este sector se llevará a cabo a partir de la colaboración con la Inspección de Trabajo, controlando tanto en carretera (vehículos pesados y ligeros) como a las empresas cargadoras, comprobando el cumplimiento de la normativa social y el cabotaje.

Según detallan desde la organización de transportistas que preside Julio Villaescusa, otras actuaciones de control incluidas en el Plan que se van a llevar a cabo el próximo año son las siguientes:

  • Se continuará la inspección de las operaciones que tengan su origen o destino en grandes centros generadores o destinatarios de cargas, como son las plataformas logísticas y las zonas de carga de los puertos marítimos, donde se concentran los mayores volúmenes de carga y descarga de mercancías.
  • Se hará un especial control sobre las áreas de negocio de economía colaborativa on-line, en especial en lo referido a plataformas de paquetería que, en vehículos diversos, intermedian habitualmente sin estar autorizadas.
  • Se hará un intercambio de formación entre la Inspección de Transporte y de Trabajo para mejorar la coordinación.
  • Se introducirán nuevas tecnologías para la mejora de la labor de inspección (pago con tarjeta, tablet de control, elementos de control de documentos de control electrónicos, entre otros).
  • Se llevará a cabo el control anual de los tiempos de conducción y descanso sobre la flota en torno a los 450.000 vehículos de transporte que en la actualidad están obligados a llevar tacógrafo en España. Dado que la Directiva europea 2006/22 impone a los Estados miembros la obligación de controlar al menos el 3% de las jornadas de trabajo, en el caso de las autoridades de inspección españolas deberán revisarse al menos 2.961.644 jornadas de trabajo de los conductores profesionales, de las que la mitad se deberán controlar en la sede de las empresas y la otra mitad en carretera, en concreto 888.493 jornadas de trabajo. El periodo a controlar en cada inspección que se haga a las empresas transportistas será por regla general de 45 días.
  • Con objeto de aumentar la eficacia inspectora de los posibles excesos de peso, se llevarán a cabo dos controles de larga duración con la participación de la Administración del Estado y las Comunidades Autónomas.
Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *