Fomento no ve previsible un acuerdo en breve sobre el paquete europeo de Movilidad

La falta de acuerdo «no es una buena noticia para España», confiesa Joaquín del Moral.

El Ministerio de Fomento no ve previsible que la próxima reunión de los ministros europeos de Transporte, que tendrá lugar el 7 de junio en Luxemburgo, finalice con un acuerdo entre los participantes en torno al denominado paquete de movilidad, que deberá definir buena parte de la normativa comunitaria relativa al transporte por carretera. El motivo no es otro que las diferencias más que sustanciales entre las posiciones de los diferentes países, tal y como ha avanzado hoy en Madrid Joaquín del Moral, director general de Transporte Terrestre, durante la clausura de la Asamblea de Astic.

La falta de acuerdo «no es una buena noticia para España», confiesa el representante de Fomento, que ha detallado que la postura de nuestro país es muy cercana a la que mantiene la Comisión Europea situado en el centro de las dos corrientes opuestas fijadas por los países centrales de Europa (firmantes de la Alianza de la Carretera) por un lado y por los países del Este por otro.

En relación con la futura regulación del cabotaje, España apuesta por no introducir más restricciones pero tampoco por una mayor apertura, oponiéndose además a la intención de regular un periodo temporal mínimo para realizar cabotaje tras la primera semana. Otro asunto es la vuelta a casa, medida que si se consigue «permitiría que la prohibición del descanso semanal de 45 horas en cabina pasaría a un segundo plano», apuntaba. Y sobre el descanso de 45 horas en cabina, Del Moral ha detallado que el Gobierno defiende en Europa que se permita tal aspecto si el camión está aparcado en un área de servicio que cuente con las instalaciones suficientes y precisas para el conductor.

Sobre la controvertida norma de los trabajadores desplazados, el director general tiene claro que lo más complejo para las empresas españolas de transporte tiene que ver con el cumplimiento de las obligaciones burocráticas y no tanto con la superación del salario mínimo en la remuneración de los conductores. A partir de este punto está convencido de que la dinámica itinerante de los trabajadores del transporte nada tiene que ver con propia de otros sectores.

Sobre el número mínimo de días exentos para su aplicación, España propone siete en transporte internacional (la Comisión Europea planteó tres días) y cinco días en cabotaje (la Comisión planteó cero días). Los países firmantes de la Alianza de la Carretera, con Francia y Alemania a la cabeza, defiende la aplicación de la norma desde el minuto uno del primer día, aunque sí hay consenso general a nivel continental para no aplicar la norma en países de tránsito. Con este panorama, «seremos flexibles», confiesa Joaquín del Moral, puesto que todo lo que sea lograr algún acuerdo ya es ganar respecto a la situación actual, puesto que Francia exige ya el cumplimiento de la directiva desde el primer momento».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *