Fenadismer culpa al ROTT del repunte en la atomización del sector

El 71% de las entidades que operan en el transporte de mercancías por carretera son microempresas con menos de tres vehículos.

Fenadismer ha hecho un comunicado en el que culpa directamente al nuevo ROTT y a la desaparición del requisito de flota mínima incluido en este reglamento de “romper con la tendencia de las últimas dos décadas de redimensionamiento del tamaño de las empresas transportistas” y, en consecuencia, de “atomizar más el sector del transporte de mercancías por carretera en España”.

Según explican desde la federación que preside Julio Villaescusa el nuevo ROTT ha introducido “importantes modificaciones en la regulación administrativa”, que tras haberse mantenido “prácticamente invariable en los últimos 20 años”, había facilitado “una ordenación y estructuración empresarial del transporte de mercancías por carretera en España” que ha permitido a la flota española situarse “en segundo lugar en el ranking europeo de transporte internacional, sólo por detrás de la flota polaca”.

Las opiniones expresadas por Fenadismer en su comunicado se apoyan en los datos ofrecidos por el propio Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que revelan que en el último año el número de compañías con menos de tres vehículos “se ha incrementado en 1.257 nuevas empresas de un solo vehículo y 2.836 empresas de dos vehículos. De hecho, esta microempresas representan el 71% de las empresas del sector”, sostienen desde la federación de transportistas.

Más autónomos
La organización empresarial considera asimismo destacable el hecho de que “el nuevo ROTT ha roto la tendencia de los últimos 20 años de disminución del porcentaje de empresas personas físicas (autónomos) y el consiguiente aumento del porcentaje de empresas societarias”. En este sentido, en el último año “se invierte dicha tendencia, incrementándose en un 5% el porcentaje de nuevos autónomos (1.185 autónomos más en transporte pesado y 2.020 autónomos más en el ligero”.

El mayor número de autónomos no ha incidido en la flota media, que en la actualidad se sitúa en los 4,3 vehículos por empresa en el caso del transporte pesado y en 2,1 vehículos en el del ligero. Si nos centramos únicamente en los autopatronos, la flota media adscrita a este colectivo es de 1,5 vehículos1,3 vehículos en transporte ligero-, mientras que en el caso de las empresas societarias esa cantidad asciende hasta los 7,6 camiones -4,2 unidades en el caso del transporte ligero-.

Parque envejecido
Los datos del Ministerio que dirige José Luis Ábalos dejan otro poso de preocupación en el seno de Fenadismer: la antigüedad de la flota. Y es que esta magnitud se situó en los 13,4 años en el caso de los vehículos rígidos, que antes de que estallara la crisis tenían una media de edad de 5,9 años. En lo que a las cabezas tractoras se refiere, tienen una edad media actual de 7,5 años, frente a los 4,7 de 2007; mientras que en el caso de los ligeros la antigüedad media del parque asciende a 8,6 años, frente a los 7,3 años que, de media, tenían este tipo de vehículos justo antes del inicio de la recesión.

Este escenario lleva a Fenadismer a depositar su confianza en el Supremo, con la esperanza de que el Alto Tribunal “falle en contra de la intención de la Comisión Nacional de la Competencia de suprimir dicho requisito (el de antigüedad máxima), ya que ello contribuiría a envejecer más aún la actual flota de transporte, lo que sería muy preocupante desde el punto de la seguridad vial, el medio ambiente y la calidad del servicio prestado por los transportistas españoles”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *