Fegatramer alerta sobre los riesgos de “tormenta perfecta” en el transporte de mercancías

Las condiciones en las que se realiza el transporte de mercancías por carretera empieza a resultar insostenible para los profesionales.

La Federación Gallega de Transportes de Mercancías, Fegatramer, ha emitido un comunicado en el que alerta de la situación económica y social que podría afectar a España como ya lo está haciendo en el Reino Unido “con imágenes de estanterías vacías de los supermercados, colas en las estaciones de servicio, etcétera”.

El comunicado analiza que “en estos momentos, las empresas del sector del transporte público de mercancías, están en camino de sufrir lo que puede ser una tormenta perfecta: los efectos de la pandemia, la subida de la electricidad, el precio desorbitado del gasóleo, las tasas e impuestos de todo tipo al sector y los que peajes en las vías de alta capacidad en el horizonte”. A esta situación, Fegatramer añade la incapacidad de trasladar estos costes a los cargadores, por la posición de dominio que ejercen en el mercado y por las, políticas de las distintas administraciones de ataque frontal al transporte público de mercancías por carretera”.

Para la asociación gallega se añade que no existe “la necesaria búsqueda de alternativas y soluciones a los cerca de 400.000 camiones del sector en España, que pretenden que desaparezcan por arte de magia en los próximos 20 años, sin ayudas y sin un plan alternativo para movilizar el 90 por ciento de las mercancías que transporta actualmente la carretera a nivel nacional en nuestro país”.

El comunicado analiza la falta de conductores, cifrada en 15.000 profesionales en España, señalando que “la falta de conductores viene dada, por un lado por la difícil situación de las empresas del sector que no pueden pagar salarios que pudieran ser atractivos” y, por otro, a las condiciones de la actividad en las que se necesita “prohibir de una vez por todas el abuso que supone la carga y descarga de los camiones por parte de los conductores, actualizar las medidas de protección de su salud y seguridad laboral, profundizar en las buenas prácticas entre el personal de conducción y el de almacén, y muy importante el desarrollo de una formación profesional de conductores adaptada a las necesidades del mercado y de las empresas”.

Fegatramer prevé que si no se toman las medidas oportunas, el problema “no será la falta de conductores profesionales en España, sino la falta de empresas de transporte público de mercancías y por lo tanto de camiones, esos, que todos los días y de forma callada, llevan las mercancías a las grandes superficies, industrias, hospitales, estaciones de servicio, etc., esos que hoy faltan en el Reino Unido”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *