Fabricantes de vehículos y proveedores energéticos piden a la UE más implicación para acelerar la infraestructura de suministro de gas

Los representantes de las tres asociaciones posan junto a su comunicado conjunto.

La Asociación Europea de Biogás (EBA), la Asociación de Vehículos de Gas y Biogás (NGVA) y la Asociación de Fabricantes Europeos de Automóviles (ACEA) han hecho público un comunicado conjunto en el que reclaman a los políticos de la Unión Europea que “aceleren el despliegue de una red de infraestructuras para suministrar gas natural y gas renovable” a lo largo y ancho del Viejo Continente.

“Europa necesita afrontar una transición energética satisfactoria como parte del mapa de ruta que conduce a una movilidad de cero emisiones en 2050”, afirman los firmantes del manifiesto, que además añaden que “el gas natural comprimido (GNC) y el gas natural licuado (GNL) constituyen soluciones concretas tanto para vehículos privados como para camiones y pueden hacer una importante contribución a esta transición, además de ser complementarios a otras propulsiones alternativas”.

Según el comunicado de las tres asociaciones, “la progresiva incorporación de energías renovables tanto en las redes de gas como en los oleoductos contribuirá a una progresiva reducción de carbono en el sector del transporte por carretera”. De hecho, ya existe “una considerable cantidad de gas renovable ya está disponible, completamente alineado con los criterios más estrictos de sostenibilidad”.

En cualquier caso, “para acelerar el cambio hacia los gases renovables y reducir así las emisiones de CO2 de las actuales y futuras flotas propulsadas por GNC y GNL ha de preservarse el carácter estratégico de las infraestructuras existentes”. Asimismo, ACEA, EBA y NGVA sostienen que “no sólo los nuevos vehículos, sino que también el parque ya circulante, puede beneficiarse de un mayor uso de los combustibles renovables, contribuyendo de ese modo al proceso de descarbonización”.

Por todo ello, los firmantes del comunicado conjunto piden a la Unión Europea “expandir la infraestructura de gas natural para cubrir la totalidad del territorio”, “apoyar la integración y el uso de una creciente tasa de gas renovable en el mercado” y “mantener el apoyo a la I+D en estas actividades a través de fondos comunitarios”.

En este sentido, el director de Movilidad y Transporte Sostenible de ACEA, Petr Dolejsi, “se necesita que todas las opciones estén sobre la mesa para el transporte por carretera. El gas natural y el gas renovable son recursos disponibles que pueden ayudar a reducir las emisiones de CO2 de los vehículos nuevos y los ya existentes”.

Por ello, Dolejsi hace un llamamiento a los políticos para que desarrollen lo que ya contempla la Directiva sobre Infraestructuras de Carburantes Alternativos (DAFI, por sus siglas en inglés) y para “poner más énfasis en el despliegue de una amplia infraestructura europea para todas las opciones energéticas del futuro”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *