El transporte catalán se rebela contra el Gobierno autonómico

Rebelion catalana
Rebelion catalana

La paciencia de las asociaciones de transportistas en Cataluña parece que ha llegado a su fin. Las organizaciones Cetcat y COT han denunciado tanto la situación que vive el sector como los “incumplimientos por el Gobierno Catalán de los acuerdos suscritos”, al tiempo que han querido manifestar su oposición a toda una batería de medidas tomadas por los responsables de la política de transportes en esta comunidad autónoma.

En primer lugar se denuncia que hasta la fecha solamente se han atendido 21 millones de euros del total de 190,25 millones contemplados en el plan de actuación firmado en junio de 2012 entre los representantes del sector y el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder. De total de importe previsto para el plan, 62 millones están vencidos y pendientes y sobre el resto, 107 millones, se ha planteado ya que es imposible de cumplir en las fechas pactadas, afectado a capítulos como formación, centrales de compras, sistemas de calidad y medioambientales, implantación de tecnologías y abandono de la actividad.

Como no podía ser de otra manera, las polémicas 44 toneladas no quedan fuera de la crítica. Ya en julio, las citadas organizaciones solicitaron que no se prorrogase la medida “dado que se causaba un grave perjuicio al sector y éste no recibía compensación alguna por la pérdida de tráficos, incremento de costes e inversión en nuevos elementos de transporte”.

Otra medida que enciende los ánimos entre los transportistas catalanes es la implantación de la Euroviñeta en la carretera C-25, una medida que “grava más la actividad” y no supone ningún beneficio para el transporte de mercancías por carretera, que no podrá repercutir el coste a su cargador.

Con todo ello, se acusa al gobierno autonómico de ignorar y ningunear al sector en relación con todas las medidas que le afectan, las cuales “se adoptan sin informar ni reunir al sector para una presentación y justificación de las mismas”. El resultado es que las asociaciones que denuncian esta situación consideran que sufren un agravio comparativo respecto al resto de España, donde entienden que el sector “es tratado con mayor consideración y respeto, proporcionándole el trato que como sector estratégico le corresponde”. Esta realidad, a su juicio, “hace más competitivas a las empresas radicadas fuera de Cataluña«.

El comunicado está firmado por Asetrans Girona, Asotrans Lleida, FEAT Tarragona y Transcalit Barcelona, integradas en Cetcat, así como por Astac Condal, AGTC y Trade CCOO, integradas en COT.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *