El 70% de los conductores sufren dolores de espalda

dolores de espalda en conductores
El perfil de conductor profesional es el de un hombre, de entre 45 y 50 años, casado y con uno o dos hijos.

Un 70% de los conductores profesionales sufren dolores de espalda y cuello, mientras que un 20% padece hipertensión, una dolencia derivada por la sucesión de años de vida sedentaria y, en muchas ocasiones, el exceso de peso. Éstas son sólo algunas de las conclusiones de un informe elaborado por Red Tortuga tras estudiar los datos de 15.000 chóferes de camión, cuyo análisis arroja otras conclusiones ciertamente preocupantes.

Y es que las muchas horas pasadas a bordo del camión tienen consecuencias negativas para los conductores, tanto en el plano físico como en el psicológico. En este sentido, su trabajo «incide negativamente en su salud», que se deteriora «durante los años de actividad», y les hace llevar una «vida sedentaria» y tener «dificultades para establecer una vida social activa«.

Entre las dolencias que más aquejan a los profesionales de la carretera, «los estudios recopilados por Red Tortuga hacen hincapié en la obesidad, los dolores en cervicales y lumbares, así como el tabaquismo y alcoholismo«.

El análisis llevado a cabo por Red Tortuga ha permitido a la compañía elaborar un retrato-robot de los transportistas. Un hombre, de entre 45 y 50 años, con uno o dos hijos y casado es el perfil más habitual del conductor profesional que se desprende del estudio que ha llevado a cabo Red Tortuga, cuyo objetivo ha sido «construir un perfil objetivo y alejado de tópicos«.

Sólo el 10% de los chóferes son mujeres, aunque se aprrecia «una tímida tendencia al alza» en este capítulo. La mayoría de los profesionales del volante están casados (un 57% frente a un 55% de media nacional).

Un dato que destaca por encima de los demás que recoge el estudio de Red Tortuga es que la inmensa mayoría de los conductores (95% del total) duerme en el interior de los camiones en los que trabajan. Ello da buena cuenta de la dureza de esta profesión, que hace que los transportistas pasen prácticamente toda la semana en el camión, ya sea descansando, ya sea al volante durante una media de 50 horas semanales.

«Se trata de un dato difícil de contrastar, porque a menudo los propios conductores pasan muchas más horas al volante aun sabiendo que no deberían hacerlo«, explica al respecto Marta Fàbregas, directora de Red Tortuga. Pese a trabajar bajo estas duras condiciones laborales, los chóferes sufren además «una falta de reconocimiento generalizada» por parte del resto de la sociedad.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *