De la Roza responde a los cargadores que el éxito en Cataluña de las 44 t ha sido solamente para ellos

"Tal y como está planteada la propuesta de los cargadores sobre las 44 t, supondría incrementar la oferta de transporte en un 20%", explica el máximo representante de los transportistas en España.
«Tal y como está planteada la propuesta de los cargadores sobre las 44 t, supondría incrementar la oferta de transporte en un 20%», explica el máximo representante de los transportistas en España.

Ovidio de la Roza, presidente del Comité Nacional del Transporte por Carretera, no ha evitado responder, a través de Todotransporte.com, a los cargadores en relación con el incremento de presión ante el Gobierno que está llevando a cabo este colectivo para intentar «colar» las 44 toneladas en la próxima modificación de la normativa de pesos y dimensiones que prepara el Gobierno. Así, el éxito al que se refieren los defensores de la medida tras su aplicación en Cataluña a lo largo de dos años es valorado por De la Roza como una experiencia positiva pero solamente para los clientes de los transportistas, quienes, «salvo excepciones», apunta, han pagado el mismo precio por el servicio pero a cambio de un transporte de mayor tonelaje.

Sobre el reciente encuentro mantenido entre 14 asociaciones de empresas cargadoras y Fomento, el presidente del Comité tiene claro que «se están desdoblando en la presión» al Gobierno para que, además de afrontar el incremento de los vehículos a 4,5 metros y autorizar la circulación de los megacamiones de 60 toneladas, también incremente la MMA hasta las 44 t. Sin embargo, De la Roza insiste en que no está en la agenda del Gobiernoañadir ahora a las dos medidas ya en marcha (4,5 m y 60 t) la introducción de las 44 t.

«Tal y como está planteada la propuesta de los cargadores sobre las 44 t, supondríaincrementar la oferta de transporte en un 20%«, explica el máximo representante de los transportistas en España, que no se cansa de reclamar que lo realmente interesante es abordar la armonización a nivel europeo de la normativa de pesos y dimensiones y que cada país deje de hacer la guerra por su cuenta.

«No estamos dispuestos a admitir imposiciones», advierte, no sin aclarar que «no cerramos puertas a nada, pero entonces llegaría el momento de hablar de asuntos como la carga y descarga, los tiempos de espera o los plazos de pago». Y tampoco tiene ningún complejo en calificar de «estudio a la carta» el elaborado por la Universidad Politécnica de Cataluña al que los cargadores se refieren a la hora de glosar las ventajas económicas que tendría para España la implantación de las 44 toneladas.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *