Atfrie carga contra el RACC por defender el desvío obligatorio de los camiones de la N-340 a la AP-7

Atfrie RACC N 340
La circulación de camiones por carreteras convencionales continúa siendo objeto de controversia.

La Asociación Española de Empresarios de Transportes Bajo Temperatura Dirigida ( Atfrie) a través de su secretario general, Javier de Mauricio, ha emitido un duro comunicado para denunciar los argumentos esgrimidos por el Real Automóvil Club de Cataluña ( RACC), de cara a conseguir el desvío del tráfico de vehículos pesados de la N- 340 a la AP-7 pagando el correspondiente peaje aunque bonificado un 50% . Y es que, tal y como explica De Mauricio, «el RACC tiene todo el derecho a manejar argumentos como considere oportunos pero no a no clarificar las bases de su declaración porque es muy fácil, demagógicamente, conseguir el apoyo del ciudadano, y por ende, el de las Administraciones».

Desde Atfrie se cuestionan los supuestos beneficios que para los transportistas tendría circular obligatoriamente por la autopista de peaje, tales como el menor consumo o el menor tiempo de viaje. Además, se ataca la clave del asunto, que no es otra que el querer que la medida no sea un acto voluntario del transportista sino que sea por imposición tras prohibir a los camiones circular por la carretera nacional.

Según explica el secretario general de la asociación de transportistas frigoríficos, posiciones como la de RACC redundan en la propagación entre la población de la idea de que «los transportistas que son los que producen las preocupaciones en su tranquilidad cuando van a la playa». Llegados a este punto, De Mauricio se pregunta abiertamente «¿Por qué el RACC no publica el tipo de vehículos siniestrados, tipo de personas que conducían, horas en las que se producen los siniestros y el resultado de los atestados de las autoridades de tráfico?»

Así las cosas, en Atfrie se muestra a favor de la solución propuesta desde el Ministerio de Fomento, que pasa por mejorar firmes, desdoblar la vía y mejorar señalizaciones horizontales y verticales. «Lo que se pretende», acusa De Mauricio al RACC, «es cautivar un tráfico que obligatoriamente tiene que circular porque es la herramienta de su trabajo».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *