AT Academia del Transportista pide al Ministerio que no se enroque en un modelo formativo «del siglo pasado y permita la teleformación

El Gobierno está ante una oportunidad histórica para fomentar la teleformación en la transformación de la nueva directiva.

AT Academia del Transportista ha hecho público un comunicado en el que pide al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que no se enroque en «un modelo de formación que pertenece al siglo pasado» y en la transposición de la Directiva (UE) 2018/645, que debería haberse incorporado a nuestro ordenamiento jurídico el pasado 23 de mayo, permita que algunas de las acciones formativas relacionadas con el transporte de mercancías puedan realizarse utilizando las herramientas que la tecnología pone a disposición de la sociedad.

El espíritu de la nueva directiva pasa por «modernizar la formación, dando prioridad a la seguridad vial (a través de la protección de los usuarios vulnerables, la utilización de sistemas de asistencia al conductor, etc.), optimizar el consumo de combustible e introducir nuevas tecnologías, como las opciones de aprendizaje electrónico«, afirman desde AT Academia del Transportista.

El Parlamento Europeo propone recurrir a la teleformación siempre que sea posible, sugiriendo un sistema de aprendizaje mixto. En concreto, el texto normativo «establece la posibilidad de que de las 35 horas que componen los cursos de formación continua CAP -que los conductores y conductoras profesionales han de realizar periódicamente-, 12 horas puedan realizarse en la modalidad de teleformación«.

Sin embargo, desde AT Academia del Transportista recuerdan que «para la elección de los objetivos de formación y del número de horas que pueden impartirse en teleformación, Europa concede libertad a los Estados para que configuren el nuevo diseño pedagógico de los cursos». Y todo parece indicar que «de 0 a 12 horas permitidas en teleformación, parece que España va a elegir 0 horas, enrocándose en un modelo de formación que pertenece al siglo pasado, quedándonos una vez más en el furgón de cola de la innovación y el progreso en Europa«.

Y ello pese a que un estudio de ámbito internacional realizado en diciembre del año pasado por el Instituto de Investigación AT-IDIT, el 90% de los conductores profesionales apoyan el CAP continuo en la modalidad de teleformación.

Para Luis Miguel Soto, CEO de AT Academia del Transportista,» los transportistas se la juegan ante Transportes para mejorar su formación. El Mitma no puede dar la espalda a la innovación tecnológica digital en la formación de los conductores y conductoras profesionales por muchos motivos, pero sobre todo por el perjuicio que profesional, social, personal y familiar que va a causarles, además del sanitario provocado por la Covid-19″.

Para el máximo responsable de la entidad, «Transportes no puede perder la oportunidad histórica para modernizar la formación» en el sector. «Nuestros transportistas eligen la modalidad mixta de formación y no puede negárseles la teleformación como complemento a la formación presencial. Es inconcebible que las tendencias a favor del e-learning adoptadas por todas las administraciones españolas, europeas y mundiales que tienen relación con la educación y la formación no sean tenidas en cuenta por Transportes«, clama Soto.

AT Academia del Transportista «ha dirigido al máximo responsable del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana una solicitud para que rectifiquen su intención inicial y permitan la teleformación en los cursos ‘CAP Continua’ de 35 horas», afirman desde la entidad formativa.

Entre los principales beneficios que obtendrían los conductores que disfrutaran de la teleformación, los responsables de AT Academia del Transportista destacan la obtención del curso «en sólo un fin de semana de formación presencial«, la reducción de la presencia de alumnos en las aulas (con la consiguiente protección sanitaria), el fomento de la conciliación familiar y social, la flexibilidad, la posibilidad de recibir «de forma más atractiva las enseñanzas para su desempeño profesional» y la promoción del «acceso a la formación desde la ‘España vaciada‘».

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *