Astic alerta de que algunos conductores ya se niegan a viajar a varias zonas de Italia por miedo al coronavirus

El miedo al coronavirus ya está afectando a algunos conductores de transporte de mercancías asignados a rutas hacia determinados destinos.

«Algunos conductores están empezando a plantear su negativa a completar los viajes con destino a las zonas de Lombardía, Piamonte y Emilia Romagna«, tal y como ha denunciado públicamente la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) en un comunicado difundido a los medios de comunicación.

La organización empresarial muestra su preocupación ante esta circunstancia y «exige a las autoridades españolas que tomen medidas de protección ante la posible bajada de la actividad económica debido al coronavirus, en especial, de cara a los trabajadores del sector del transporte de mercancías por carretera y en las empresas sectoriales y su posible impacto en la cuenta de resultados de las mismas».

Y es que, pese a que algunos estudios, como el elaborado por la patronal europea Business Europe, calculan que la crisis causada por el Covid-19 costará a la economía española unos 2.400 millones de euros, Astic considera que el Gobierno español está actuando con una «preocupante falta de planificación«.

Desde la asociación destacan que «las empresas de transporte por carretera sí que están tomando medidas y planificando protocolos de comunicación y de actuación que tiendan a asegurar los flujos logísticos comprometidos con sus principales clientes”. Entre los sectores más afectados por la crisis del coronavirus Astic destaca «el automotriz, la ingeniería (suministros de acero y aluminio), el textil, productos químicos, electrónica y maquinaria«.

Según la Cámara de Transporte Internacional (International Chamber of Shipping -ICS-), «las importaciones desde China vía marítima ya están sufriendo un descenso estimado en los puertos del 20-25% del total de las mercancías«, un retroceso que afecta a «las empresas españolas que desde los puertos realizan el resto de recorrido logístico«, que ya «se están enfrentando a una situación creciente de falta de actividad«.

Especialmente preocupante resulta también la situación para el sector hortofrutícola de exportación, inmerso en plena campaña. Llegados a este punto, resulta conveniente recordar que España «es el principal proveedor de frutas y hortalizas al resto de países de la Unión Europea, con casi un tercio del total (hasta rondar los 11.200 millones de euros anuales, a los que hay que sumar otros 1.500 millones destinados a otros países fuera de la UE)».

El 85% de estos productos hortofrutícolas viajan en camión hacia sus destinos en el Centro y el Norte de Europa. De hecho, países afectados por el coronavirus, como Holanda o Italia, son el segundo y el tercer destino, respectivamente, de los productos agrícolas exportados desde España y representan 10.400 millones para el mercado neerlandés y 3.300 para el transalpino.

Creemos que nuestro Gobierno no debería permanecer por más tiempo en modo ‘esperar y ver’, dejando este asunto en manos de la improvisación de última hora, porque hay mucho en juego, en particular la viabilidad de cientos de empresas de transporte con miles de empleados”, han remarcado fuentes de Astic.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *