2.300 millones de beneficio frente a 41: el crudo relato que Atfrie transmitió a Competencia

José María Arnedo, presidente de Atfrie.

«No es posible tener una leal competencia en un país donde las seis grandes distribuidoras tienen unos beneficios anuales (2017) de 2.300 millones de euros, mientras que las ocho grandes empresas del transporte por carretera facturan 2.250 millones de euros y tan sólo son capaces de ganar entre todas 41 millones de euros, amén de tener un sector donde hay según el Ministerio de Fomento un total de 102.623 empresas de transporte por carretera, con 333.031 vehículos de los que 232.158 son de transporte pesado».

El crudo relato de Atfrie a la hora de describir la realidad del sector español de transporte de mercancías por carretera no termina aquí, puesto que desde la organización que preside José María Arnedo a la hora de relatar el contenido de la reunión con el Comité Nacional del Transporte de Mercancías por Carretera describen cómo se les hizo conocedores de que «no es posible mantener un equilibrio adecuado del mercado cuando se trabaja por debajo de coste, como se desprende de las propias publicaciones del Ministerio de Fomento».

En el comunicado de Atfrie, en el que no se deja pasar la ocasión de señalar «que la intervención principal se llevó a cabo por parte de esta asociación con la aquiescencia de los demás asistentes«, la asociación de transporte frigorífico se explica que «la posición de absoluto dominio de los cargadores hace que el transporte por carretera se haya convertido en un absoluto low cost que paga de forma continua el transportista por no tener forma alguna de revertir la situación, pues este sí tiene realizadas sus inversiones y tiene que atender sus gastos y pagos, mientras que los tenders que propician los cargadores, se les hizo saber, no son en modo alguno los concursos que puedan promover las Administraciones, donde se descartan de forma sistemática las bajas temerarias de precios y en consecuencia los precios abusivamente bajos, cosa que no se da en absoluto en el sector privado».

En su explicación de los términos en los que se desarrolló la reunión entre el Comité Nacional y la CNMC el pasado 6 de octubre, en Atfrie señalan que el objetivo no es conseguir tarifas mínimas, pero sí se pretende que el organismo regulador sea garante de la unidad de mercado, y ello pasa por «tener en cuenta que no se puede trabajar a perdidas, y que un sector estratégico no puede estar abandonado ante competencias externas como los países del Este que van colonizando mercado al no soportar los mismos costes sociales ni de otro tipo, las disfunciones de los convenios colectivos provinciales (52, uno por provincia y 400 de empresa) lo que en modo alguno garantiza una competencia adecuada y correcta, pues como decimos está mediatizada por todas partes y en particular por el despropósito de la acción de los cargadores que están esquilmando el tejido empresarial español de donde ya en la práctica ha desaparecido el autónomo autóctono y empiezan a desaparecer las empresas pequeñas y medianas, y todo por lo que a nuestro juicio es un mal entender de lo que en la realidad es el mercado del transporte por carretera»

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *