Villaescusa denuncia la existencia de una «lista negra» de transportistas en manos de las aseguradoras

villaescusa seguros transporte
«El día que alguien como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia se fije en esto, algo va a pasar, evidentemente», advierte el presidente de Fenadismer.

Julio Villaescusa, presidente de Fenadismer, ha denunciado la existencia de una «lista negra» de transportistas que está en manos de las compañías de seguros. Se trata del Sinco (fichero histórico de seguros de automóviles), una realidad sobre la que el directivo de esta organización advierte que «el día que alguien como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia se fije en esto, algo va a pasar, evidentemente».

Sus declaraciones se produjeron en el marco de una jornada centrada en «El seguro de Transporte de mercancías por carretera», organizada por la Fundación Francisco Corell ayer, 3 de marzo, en Madrid. En su análisis, Villaescusa describió la realidad actual de los transportistas como «de una posición debilidad casi insultante frente a la otra parte, las compañías aseguradoras», para ir más allá al criticar que lo que viene ocurriendo es que al transportista le defiende «quien le tiene que pagar» y si busca otro defensor entonces tiene que pagarse los gastos en caso de que pierda el juicio a pesar de que esos gastos de defensa jurídica estén incluidos en la póliza.

«Las aseguradoras no pagan»

En presencia de representantes del sector asegurador, ponentes también en la sala, el presidente de Fenadismer no se mordió la lengua para criticar abiertamente que «el procedimiento mayoritario seguido por las aseguradoras es no admitir el pago del siniestro, con lo cual casi siempre hay que ir al juzgado, donde acaban casi todas las reclamaciones por siniestro, donde se acaba admitiendo una quita por parte del transportista para evitar que se prolongue el asunto en la justicia».

Las duras palabras de Villaescusa tuvieron respuesta por parte de Matxalen Cruz de Llano, subdirectora técnica de Transportes y Aviación de Mapfre España, quien defendió que «cuesta mucho más no pagar que pagar, la idea de que los seguros no pagan es vieja y no es real, aunque seguramente hayan pagado justos por pecadores».

Poco antes, Cruz de Llano había tomado la palabra para advertir que, en su opinión, «las  primas no pueden tener impacto económico en la cuenta de resultados de las empresas de transporte porque son muy baratas», y abogar porque la solución a la problemática del incremento de las pólizas «pasa por estudiar cómo cada cliente lleva a cabo su cadena de subcontratación».

En representación de CETM participó en la jornada su secretario general, Miguel Valverde, quien minutos antes del discurso de Villaescusa ya había incidido también en la manifiesta debilidad del transportista en relación con todo este asunto. Además, calificó las actuaciones de los cargadores de «abusivas» e informó de que el asunto está sobre la mesa en el calendario de reuniones entre transportistas y sus clientes. Por otro lado, Valverde se cuestionó abiertamente «si no estamos pagando múltiples primas por un mismo riesgo» y remató su discurso afirmando que «el mayor perjudicado por el oscurantismo actual es el porteador efectivo».

Junto con la representante de Mapfre, desde el sector asegurador participó en la convocatoria José Luis Heras, director gerente del Pool Español de Riesgos Medioambientales quien llamó a los transportistas a no quejarse por el precio de los seguros puesto que para eso «están los mediadores de seguros, que son muy hábiles» y recomendó asimismo a los responsables de empresas de transporte que «no se callen, si almacenan digan que almacenan y si subcontratan digan que subcontratan, porque eso permite reducir la prima».

Julio Rollano, director técnico del Área de Transportes de Recoletos Consultores, explicó que «la alta siniestralidad de este sector en uno de los grandes problemas de las aseguradoras» e insistió en que el óptimo aseguramiento es fundamental en el control del seguro y su efecto en la cuenta de resultados.

En una animada mesa redonda al final de la jornada, y que evidenció la problemática actual que vive el transporte de mercancías por carretera así como el conflicto de intereses entre este sector y el asegurador, Pedro Conejero, consejero delegado de Transportes Caudete, consideró que no es de recibo la subida sufrida por los transportistas en sus pólizas, cifrada en un 30% «incluso con menor siniestralidad» y reclamó a las aseguradoras que sean justas analizando a cada transportista de forma particular.

La problemática de los inmigrantes que se cuelan en los vehículos para acceder fundamentalmente a Reino Unido tampoco quedó fuera del debate. Desde Transportes Caudete, su asesor jurídico recomendó leerse la legislación británica en la materia y recordó que las sanciones que impone el Gobierno británico son recurribles y que existen causas que pueden eximir de la sanción, como que el transportista no hubiera podido saber qué estaba ocurriendo, que la empresa tenga un sistema eficaz para impedirlo y que ese sistema se haya aplicado en cada caso concreto.

 

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *