Schmitz Cargobull implanta turnos especiales para atender la demanda de frigoríficos

S ko cool
S ko cool

La fuerte demanda europea de semirremolques frigoríficos ha obligado a Schmitz Cargobull a poner a pleno rendimiento la factoría que la multinacional posee en la localidad alemana de Vreden, que en la actualidad funciona con tres turnos siete días a la semana, lo que permite a sus 150 empleados fabricar 1.500 vehículos de este tipo al mes.

Fuentes de la firma germana destacan que con respecto a los meses equivalentes del año anterior las cifras de producción subieron “aproximadamente un 30%”. Uno de los motivos de este incremento es la presencia de Schmitz Cargobull en diversos salones y ferias. Así, en la recientemente celebrada Comtrans, que tuvo lugar en Moscú, “conseguimos más de 1.600 pedidos, 1.200 de los cuales fueron frigoríficos”, declaró el director de ventas del fabricante alemán, Ulrich Schöpker, quien añadió que próximamente se desarrollará en Lyon, Francia, Solutrans.

Schöpker achaca el éxito de los semirremolques de Schmitz Cargobull, por un lado, “a la elevada calidad y fiabilidad de los vehículos y”, por otra parte, “a los servicios integrales prestados en toda Europa y que abarcan todas las facetas de los vehículos”.

“Nuestros frigoríficos llevan más de 60 años marcando la pauta en el mercado. Y, para beneficio del cliente, hemos fijado dicha pauta a un nivel muy elevado. El motor que nos impulsa es el deseo de mantener esta ventaja y ampliarla. Y la gran demanda es para nosotros la mayor prueba de confianza y el reflejo de que las innovaciones y los servicios están cumpliendo realmente las expectativas de los clientes”, concluyó Schöpker.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *