Opel enfoca hacia los comerciales ligeros con el nuevo Vivaro

La filial de GM confía en alcanzar en Europa una cuota del 4% en el mercado de los comerciales ligeros en 2022.
La filial de GM confía en alcanzar en Europa una cuota del 4% en el mercado de los comerciales ligeros en 2022.

Opel afronta una nueva etapa en su estrategia de marca en relación con su gama de vehículos comerciales ligeros. Se trata de reforzar su posición en el mercado e incrementar su penetración, y para ello el primer paso ha sido la creación a comienzos de mayo de una nueva organización dentro del fabricante dedicada en exclusiva a esta actividad y a cuyo frente está Steffen Raschig, encargado de presentar a la prensa especializada, el pasado 17 de junio en Múnich, Alemania, el nuevo modelo Vivaro.

“Nos tomamos en serio el negocio de los vehículos comerciales ligeros”, afirmó el directivo, que anunció que los planes del fabricante pasan por crecer un 80 por ciento en Europa en ventas de cara al año 2022, lo que supondría pasar del 3,4 por ciento de cuota actual al 4 por ciento, una vez que la totalidad del mercado, que en 2012 se situó en 2,3 millones de unidades, alcanzará, si se cumplen las estimaciones, los 3,4 millones de unidades.

La segunda generación del Vivaro, en la que se han invertido 95 millones de euros, sustituye a un modelo lanzado en 2001 del que se han vendido 600.000 unidades. Llega al mercado con una estética completamente renovada que no supone una ruptura total con el modelo anterior, incorpora nuevos motores de menos cilindrada y dos turbos (según las versiones) para ofrecer una reducción considerable en el consumo de combustible, al tiempo que crece en 10 cm la longitud del espacio de carga hasta poder albergar tres europalés.

La comercialización en España comenzará el próximo verano con un precio de partida de 28.151 euros con IVA y transporte incluido. La gama comprende dos motores y cuatro potencias: dos variantes del 1.6 CDTI con un turbo y 90 y 115 cv (260 y 300 Nm de par motor) y dos variantes del avanzado 1.6 CDTI birturbo con 120 y 140 cv (320 y 340 Nm). El consumo medio de la versión menos sedienta es de 5,7 litros cada 100 km, lo que supone una rebaja de más de un litro frente al Vivaro anterior.

El nuevo Vivaro llega al mercado con dos longitudes y dos alturas de carrocería. La versión L1 mide 4.998 mm de longitud y la L2 5.398 mm, mientras que la altura H1 es de 1.971 mm y la H2 de 2.465 mm. El volumen de carga oscila entre 5,2 y 8,6 metros cúbicos y la carga útil va desde los 668 hasta los 1.244 kilos. Hay versiones Furgón, Combi, Doble Cabina y Chasis Cabina.

En cuanto al equipamiento, no faltan elementos como el arranque y parada automático, control de estabilidad, cámara de visión trasera o un útil y original espejo retrovisor de gran tamaño ubicado en el parasol del acompañante destinado a anular el ángulo muerto en las versiones paneladas.

Buenas sensaciones al volante

Antes de que nuestro especialista, Silvio Pinto, pruebe el modelo a fondo dentro de algunas semanas, durante la presentación fue posible tomar contacto dinámico con el nuevo Vivaro en tierras alemanas. La primera sensación es que se trata de un furgón con una posición al volante especialmente conseguida, muy cercana a la de un turismo, y que en ruta ofrece un bajo nivel de sonoridad con una calidad de rodadura destacable.

El nuevo motor biturbo hará olvidar al anterior propulsor de dos litros, al menos en lo que a consumo y entrega de par se refiere, mientras que como aspecto a mejorar queda pendiente una revisión del mullido del asiento doble para los dos acompañantes del conductor en la zona más cercana a la puerta.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *