Mejorar la seguridad vial pasa por impulsar la formación y concienciación de los profesionales del sector del transporte

Comparencia de Francisco Aranda, presidente de UNO, en el Congreso de los Diputados.

El presidente de UNO Logística, Francisco Aranda, ha comparecido en el Congreso de los Diputados para analizar los retos en materia de seguridad vial y solicitar una serie de mejoras que garanticen la eficiencia y responsabilidad social de los transportistas. Frente a los miembros de la Mesa de la Comisión sobre Seguridad Vial, Aranda ha recordado que el sector “se ha visto involucrado en el 16% de los accidentes que se produjeron en 2019, según apuntan los últimos datos publicados por la DGT, por lo que resulta necesario que las empresas de logística y transporte estén obligadas a desarrollar su labor con la máxima eficiencia y seguridad”.

En este sentido, ha proseguido Aranda, “desde la patronal vemos necesario que los conductores profesionales se sometan a un reconocimiento médico anual, con el objetivo de que puedan asegurarse de que se encuentran en las condiciones adecuadas para el desarrollo de su profesión”. Asimismo, y con el fin de reducir los accidentes en carretera y evitar el consumo de alcohol y drogas, “creemos conveniente que las empresas puedan someter a controles aleatorios a sus profesionales, y que puedan también introducir el alcolock o dispositivo de bloqueo de arranque por alcohol”, ha señalado Aranda.

A juicio del presidente de la logística, “la mejora de la red viaria y la puesta en marcha de áreas de estacionamiento seguras y protegidas para camiones es vital en el transporte por carretera, así como modernizar el parque móvil financiando la sustitución de vehículos antiguos por otros más actuales que cuenten con mejores dispositivos de seguridad”. “Estas peticiones las venimos haciendo históricamente y pudimos ver recientemente con Filomena que es absolutamente imprescindible que se haga un esfuerzo en esta mejora de las infraestructuras para garantizar la seguridad vial”, ha añadido.

Algunas de las consideraciones propuestas se recogen en el Decálogo de la DUM elaborado desde UNO, que apunta a una serie de medidas “para avanzar hacia ciudades más flexibles y que se adapten a la nueva realidad”, ha señalado Aranda. Permitir la distribución nocturna, la digitalización de la carga y descarga, el desarrollo de normativas y ordenanzas supramunicipales de carácter armonizado o la flexibilización de restricciones en los horarios de entrega en áreas de protección especial son algunas de las medidas citadas por Aranda para que se tengan en cuenta, con el objetivo de “mejorar la vida en las ciudades, las cuales son nuestro lugar de trabajo y no un lugar de ocio”.

Por último, el presidente de UNO ha recordado que mejorar la seguridad vial “pasa por impulsar la formación y concienciación de los profesionales del sector”. “En pro de este objetivo, UNO impulsó hace ya cuatro años la Escuela de Repartidores Premium, un programa formativo que cuenta con el respaldo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana; la Dirección General de Tráfico; y PONS Seguridad Vial, con la colaboración especial de Mercedes Benz Vans”, ha señalado Aranda.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *