Los nuevos confinamientos impiden al transporte desarrollar su labor con normalidad

El establecimiento de nuevas situaciones de confinamiento en las localidades de Santoña (Cantabria) y Beniganim (Valencia) está impidiendo al transporte de mercancías por carretera desarrollar su labor con normalidad, tal y como denuncia Fenadismer, que reclama a las Comunidades Autónomas que no establezcan restricción alguna a la actividad del transporte por carretera para garantizar el normal abastecimiento de mercancías a la población y a las actividades económicas que permanecen abiertas en aquellas poblaciones en que se decreten confinamientos perimetrales.

En el caso de los confinamientos perimetrales decretados tanto en el municipio de Santoña por el Gobierno de Cantabria como en el de Beniganim por la Generalitat Valenciana, en los que en ambos casos las Ordenes aprobadas por sus respectivas Consejerías de Sanidad, siguiendo el mismo patrón e idéntica redacción, restringen todos los desplazamientos de entrada y salida a dichos municipios, se han establecido una serie de excepciones, entre las que no se incluye expresamente al transporte de mercancías.

«Ello en la práctica está impidiendo desarrollar con normalidad la labor de los transportistas que transportan mercancías a dichos municipios, ya que para poder acceder deben justificar ante los agentes de control el carácter esencial de la mercancía transportada», alertan desde la organización de transportistas que preside Julio Villaescusa.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *