Industria zanja (negativamente) la cuestión: más de 102.000 transportistas, fuera de las ayudas del Plan Renove

En torno a 102.000 transportistas no podrán optar a las ayudas para la renovación de la flota de transporte.

El Ministerio de Industria ha confirmado que los transportistas quedan excluidos definitivamente de poder acceder a las ayudas del Plan Renove 2020. Este ministerio ha justificado esta decisión en que la reglamentación europea no lo permite, «pese a que otros Gobiernos europeos sí están concediendo ayudas para la renovación de la flota de sus transportistas», advierten desde Fenadismer, para añadir que «incluso el propio Gobierno español concedió ayudas en 2015 a los transportistas para la renovación de su flota al amparo del Plan Pima Transporte bajo la misma reglamentación europea existente ahora».

El resultado, nada favorable para los intereses de los empresarios de transporte de mercancías por carretera, supone que en torno a 102.000 transportistas no podrán optar a las ayudas para la renovación de la flota de transporte. Es más, miles de operaciones de compra de camiones y furgones que ya se han formalizado en los últimos meses no van a poder acogerse al presupuesto de 20 millones de euros que el Plan Renove 2020 prevé para esta categoría de vehículos.

Semejante mensaje (o carga de profundidad, según se mire…), ha sido transmitido a través de una carta remitida a las asociaciones de transportistas por el secretario general de Industria y de la Pyme, Raúl Blanco. En su escrito, el alto cargo del Ministerio de Industria recuerda que el programa de ayudas Renove «está sometido a los requisitos y límites del Reglamento europeo 1407/2013 de minimis» añadiendo que “las empresas de su sector de transporte por cuenta ajena de mercancías por carretera, dicho reglamento excluye de sus ayudas la adquisición de vehículos con dicho fin”. La carta concluye señalando que “desde este Ministerio de Industria seguimos siendo muy sensibles con el apoyo a sus empresas, si bien, ello no siempre es posible en todos los programas de ayuda, no por nuestra voluntad, sino en cumplimiento de la regulación comunitaria al respecto”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *