Contacto con los DAF LF, CF y XF rígidos: Polivalencia DAF

DAF ha permitido testar las distintas soluciones que puede encontrar su futuro cliente en su gama de rígidos.
DAF ha permitido testar las distintas soluciones que puede encontrar su futuro cliente en su gama de rígidos.

DAF ha querido dar a conocer a la prensa especializada, en esta ocasión por las carreteras belgas, las distintas soluciones que puede encontrar su futuro cliente en su gama de rígidos en lo que a configuraciones de ejes se refiere para aclarar el panorama de su nuevo catálogo.

El clásico cuatro ejes con dos motrices en tándem y dos directrices responde en DAF a la denominación FAD 8×4. A partir de aquí, la oferta se diversifica cuando es uno solo el eje motriz, con hasta cuatro posibilidades, dos con eje tándem y otras dos con eje trídem en las que la diferencia la marca que el último eje sea direccional o no (el segundo siempre lo es, por supuesto). Son los CF los que acaparan todas las posibilidades anteriormente mencionadas motorizados con las dos bancadas de 11 y 13 litros, estando disponible el XF solamente en los formatos 8×4 y 8×2 trídem clásico.

En la configuración de tres ejes, la cabina XF adquiere mayor protagonismo, estando presente en los 6×2 FAR (tercer eje con ruedas), FAS (tercer eje con rueda gemela) y FAN (tercer eje direccional). Asimismo, los CF tienen presencia en todas las configuraciones posibles, es decir, además de las anteriormente citadas, también en el 6×4 (FAT) y en el FAG (segundo eje direccional), aunque en este último sólo con el motor MX-11.

Los FA, que son los vehículos de dos ejes rígidos en configuración 4×2, están disponibles en los tres segmentos, es decir LF, CF y XF, y con todas las motorizaciones admisibles en cada una de estos modelos, es decir los PX-5, PX-7, MX-11 y MX-13. El filtro de partículas, la unidad de SCR y el depósito de AdBlue son actores ya imprescindibles que forman parte de los vehículos pesados de última generación, y con los que hay que contar a la hora de diseñar un chasis. En este sentido, DAF ofrece la posibilidad de variar la posición de estos elementos (sin olvidar la posición de las baterías) para facilitar el trabajo del carrocero (también el sistema eléctrico se ha beneficiado de mejoras), y optimizar el espacio disponible para ofrecer al transportista una capacidad de almacenamiento de combustible, en el mejor de los casos, de hasta 1.200 litros (en vehículos rígidos) en sus distintos depósitos.

Las tractoras vienen nominadas por las letras FT acompañadas de una segunda letra que nos indica la característica diferenciadora de la misma, salvo en el caso de la más sencilla 4×2 que no va acompañada de ninguna otra letra y está disponible en las tres gamas (LF, CF y XF). Así DAF ofrece con cabinas CF y XF y motores de 11 y 13 litros los FTP (6×2 con segundo eje sencillo) y FTG (6×2 con segundo eje direccional), con las mismas cabinas pero solo el motor de 13 litros los FTR (6X2 tercer eje sencillo) y FTS (6×2 con eje tándem de rueda gemela). Con doble tracción existe un 6×4 clásico (FTT) con ambas motorizaciones en CF y XF y para finalizar el FTM (8×4 con eje trídem, siendo el primero de los tres directriz) solo en XF…

LEA LA TOMA DE CONTACTO COMPLETA EN LA REVISTA TODOTRANSPORTE

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *