CETM calcula que la tasa por el uso de infraestructuras en Francia supondría el incremento del 20% de los costes

AMDPress.- Tanto CETM como FENADISMER han mostrado su rechazo total al anuncio de la futura imposición de un nuevo canon o tasa por el uso de las infraestructuras por parte de Francia a los transportistas con destino o tránsito por este país.

El secretario general de CETM, Miguel Ángel Valverde, ha explicado en rueda de prensa que, de aplicarse la misma tasa en Francia que la se pondrá en marcha en Alemania el próximo mes de agosto (0,15 euros por kilómetro), «“al sector español del transporte de mercancías por carretera le puede costar unos 220 millones de euros anuales», calculando que diariamente cruzan la frontera entre Francia y España unos 26.000 vehículos.

Además, según ha indicado Valverde, la medida supondría el incremento de los costes del transporte en torno al 18-20%, lo que «“afectará tanto al transporte español como al resto de la economía de nuestro país». En su opinión, «“Alemania y Francia, estados que encabezan esta postura, están atravesando una recesión y necesitan financiación con cargo a otros países».

Según el secretario general de CETM, el Libro Blanco «“ya fue un ataque frontal a la carretera, cuando el 87% de las mercancías que salen de España lo hacen por este medio. Lo que más nos duele es que se pretenda que la carretera financie otros modos de transporte».

Valverde también criticó a la Comisión Europea, que «“está incurriendo en dejación de funciones por no conseguir una armonización a nivel europeo. Nos preocupa que cada país pueda hace lo que quiera».

Por su parte, FENADISMER considera que «“medidas de esta índole, promovidas de forma unilateral por ciertos estados miembros de la UE como Alemania y Francia, perjudican de forma gravísima los intereses de los transportistas españoles, en especial de los autónomos, debido a las enormes dificultades con que se encuentran para repercutir el incremento de los costes en el precio final ofrecido a sus clientes».

Según la federación, «“el transporte por carretera ya se ve claramente discriminado y perjudicado al recaer sobre él directamente unos elevadísimos impuestos indirectos, fundamentalmente el impuesto de hidrocarburos» y considera que la medida que pretende aplicar Francia es especialmente grave «“por el carácter periférico de España, lo que supondrá que el transporte español y sus exportaciones pierdan competitividad en los mercados europeos».

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *