Astic propone que se incentive la instalación de los futuros tacógrafos digitales

Jornada astic
Jornada astic

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) propone que la instalación del futuro tacógrafo digital, cuya entrada en vigor está prevista para el año 2016, se incentive mediante subvenciones o desgravaciones fiscales. El futuro dispositivo permitirá el control a distancia de diversos parámetros, como el peso de los camiones. No obstante, los conductores no serán sancionados mientras el vehículo esté en movimiento, ya que no podrían aportar las pruebas manuscritas que justificarían algunas anomalías provocadas por causas de fuerza mayor y que, por tanto, no habrían sido registradas por el tacógrafo

En la actualidad las autoridades comunitarias están afrontando la modificación del reglamento que regulará el tacógrafo. Así, el pasado 3 de julio el Parlamento Europeo adoptó en primera lectura la propuesta de la Comisión Europea, por lo que aún está pendiente la adopción de una posición común por parte del Consejo y la aprobación de una segunda lectura por parte de Estrasburgo

Diversos asuntos relacionados con el tacógrafo digital fueron abordados el pasado jueves 26 de julio en una jornada celebrada en la sede de Astic en Madrid. El subdirector general de Inspección de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, Alfonso Sánchez, explicó que el Parlamento Europeo se ha mostrado partidario de que en 2020 todos los vehículos que deban montar este elemento de control, que podrían ampliarse a los vehículos a partir de 2’8 toneladas de MMA, estén adaptados a la futura reglamentación, lo que conllevaría la retroactividad de la medida

El delegado de Astic en la Comisión de Asuntos Sociales de la IRU, Pedro Conejero, se mostró partidario de que esta propuesta del PE se incluya en el reglamento definitivo, puesto que si no se obliga a los camiones matriculados antes de la fecha de entrada en vigor del mismo (con su correspondiente periodo transitorio) a disponer de los mismos equipos telemáticos que los vendidos a partir de entonces se produciría un agravio comparativo que perjudicaría a las empresas de transporte dispuestas a renovar su flota

El secretario técnico de Astic, José Manuel Pardo -quien recordó que el actual reglamento está vigente desde 1985, fecha desde la cual ha recibido once modificaciones- dijo que los vehículos que monten los futuros tacógrafos podrán ser controlados con más facilidad que aquellos que carezcan de él, lo que podría adelantar la renovación y/o ampliación de algunas flotas. Además, alertó de las dificultades de gestión que conllevaría la convivencia de tres tipos distintos de tacógrafos.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *