4.200 nuevos transportistas acceden al sector tras la caída del requisito de antigüedad

Se ha producido una avalancha de más de 4.200 nuevos transportistas, la mayoría de los cuales han accedido sin poseer titulación profesional.

La eliminación por el Tribunal Supremo a finales de 2019 del requisito de antigüedad máxima para acceder por primera vez al sector, y la rebaja del nivel de exigencia para obtener el título de transportista, ha facilitado la entrada masiva de más de 4.200 nuevos transportistas al sector tanto en transporte ligero como pesado.

Los efectos negativos de la anulación del requisito de antigüedad máxima para acceder por primera vez al sector afectan a todos los segmentos del transporte de mercancías por carretera en España, siendo especialmente significativos en el subsector del transporte ligero, que en la actualidad se encuentra absolutamente desregulado, tras la eliminación en 2013 por parte del Ministerio de Transportes de todos los demás requisitos de acceso a este subsector.

Esta desregulación ha provocado que en el último año y medio, pese a la importante reducción de la actividad motivada por la pandemia de la covid-19, se haya producido una avalancha de más de 4.200 nuevos transportistas, la mayoría de los cuales han accedido sin poseer titulación profesional alguna y con vehículos de cualquier antigüedad. De hecho, según los datos que constan en el Registro Oficial de Empresas de Transporte, en dicho período 3.700 nuevos transportistas se han incorporado al sector del transporte ligero, a los que hay que sumar los casi 600 nuevos transportistas que han accedido al transporte pesado, habiendo aumentado la flota total  de vehículos en torno a 15.000 vehículos (en concreto más de 10.000 vehículos pesados y 4.800 ligeros).

Sobre este asunto, Fenadismer rechaza la nueva propuesta de modificación del Reglamento de Ordenación del Transporte Terrestre que prepara el Ministerio de Transportes, que incide en una mayor desregulación del sector, ya que va en contra de los objetivos de mejora medioambiental que persiguen tanto las políticas e la Unión Europea como del propio Gobierno español. Fenadismer considera que la normativa reguladora del régimen de autorizaciones de transporte de mercancías debe contribuir a cumplir los objetivos medioambientales propuestos por el gobierno, ligando el acceso al sector al cumplimiento a los vehículos de transporte de requisitos medioambientales, no en la dirección contraria, permitiendo asimismo dar la flexibilidad necesaria a las empresas transportistas que ya operan en el sector para poder renovar o aumentar su flota en base a dichos requisitos.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *