Transportes Beconsa afronta la transformación de toda su flota hacia la propulsión con gas natural

La empresa cuenta ya con dos unidades del modelo Stralis de Iveco con 400 cv y propulsadas por gas natural licuado que realizan un servicio diario al centro de Madrid.

El proceso de expansión del gas natural en el ámbito del transporte de mercancías por carretera continúa su desarrollo de forma sostenida. Ejemplo de ello es la empresa salmantina Transportes Beconsa, cuyo CEO, Paulino Benito Conde, no duda en confirmar su propósito de afrontar la transformación de toda su flota de vehículos, compuesta por 22 unidades, desde la tecnología diésel convencional hacia la basada en la alimentación de los motores con gas natural.

La empresa cuenta ya con dos unidades del modelo Stralis de Iveco con 400 cv y propulsadas por gas natural licuado que realizan un servicio diario al centro de Madrid. «Elegir el Stralis NP fue un acierto», explica este transportista, que rememora cómo «la decisión de invertir en la tecnología del gas vino dada por la petición de uno de nuestros clientes, para realizar un servicio diario al centro de Madrid. Según fueron pasando los meses, me di cuenta que había sido un acierto. El consumo es muy bueno y el margen comercial era superior al normal de otros trabajos«.

“Los motores de Iveco son el producto perfecto para el desarrollo de nuestra profesión. Con ellos la transición del gasóleo al gas va a ser rápida y fiable”, asegura Paulino Benito, que cuando comenzó a asistir a seminarios y foros donde se hablaba del gas natural como la energía del futuro fue «consciente del perjuicio medioambiental que significa un vehículo pesado de gasóleo y fui ideando cómo conseguir que mi flota en los próximos años fuera totalmente de gas”.

El Stralis Natural Power cuenta con la certificación “Piek Quiet Truck” con un modo silencioso de menos de 72 dB y en el capítulo de emisiones reduce en un 70% las emisiones NOx y un 99% las partículas en suspensión. Además, mitiga el calentamiento global al reducir considerablemente las emisiones de CO2 (cerca de un 15% menos en comparación con un equivalente diésel, hasta un 95% menos con biometano), de acuerdo con la información que facilita el fabricante.

En su apuesta por el gas natural, el responsable de Transportes Beconsa ha proyectado la construcción de una gasinera “de la mano de Gas Natural y con el apoyo de Iveco, que se convierta en un centro de difusión de la información que yo tengo por mi experiencia, y que no conocen la mayoría de los transportistas. Allí, cualquiera que esté interesado podrá obtener, de primera mano, toda la información necesaria para conseguir la transformación al gas y empezar a mejorar sus márgenes comerciales”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *