Schmitz Cargobull apuesta por mantener su liderazgo en España en 2015

El fabricante de semirremolques creció el año pasado un 55,1%, 20 puntos por encima del mercado

18emp2801-13638

La compañía se instaló a nivel productivo en España en 2002.

Schmitz Cargobull está de enhorabuena. Tras su implantación a nivel productivo en España allá por el año 2002, lo que conllevó una estrategia comercial reforzada para nuestro país, el pasado año la marca alemana logró el ansiado primer puesto en el mercado nacional de semirremolques, un hito que llega tras crecer en 2014 un 55,1% (20 puntos por encima del mercado) y matricular 2.155 unidades, lo que se tradujo en una penetración del 23,21%.

«Se trata del resultado del esfuerzo de un equipo de personas que ha llevado a cabo un trabajo constante a lo largo de muchos años», comenta sin ocultar su satisfacción por los frutos cosechados Luis Bonasa, director de Marketing y Comunicación en Schmitz Cargobull Iberia, que valora muy positivamente el hecho de que «al final el mercado español haya visto en nosotros a un fabricante de confianza que ofrece calidad y soluciones con servicios añadidos, tales como financiación o telemática». «Ahora se trata de conseguir mantener el puesto«, añade, aunque no tiene ninguna duda de que no va a ser nada fácil seguir ocupando la primera posición un mercado tan competido como el español.

Sobre la situación del mercado, Bonasa advierte de que los segmentos de lonas, furgones y frigos están ya al mismo nivel de demanda que se registraba en 2006. Después llegó la crisis, «que creo hemos gestionado bien», confiesa, una época en la que el mercado nacional de semirremolques «vivió momentos catastróficos».

De cara a 2015, las perspectivas apuntan a que la demanda siga creciendo frente al ejercicio pasado, «no tanto en el caso de los los frigos pero sí en lo que respecta a las lonas ya que hemos detectado un incremento de actividad en el transporte de carga general», detalla Luis Bonasa. «Los furgones siguen siendo un mercado pequeño pero también van hacia arriba», apunta, para avanzar ya la buena noticia de que enero «ha empezado muy bien». Según sus estimaciones, España podría alcanzar las 12-14.000 unidades, una cifra considerada razonable para este país, en el horizonte de dos o tres años.

No hay duda de que corren buenos tiempos para Schmitz Cargobull en España, tanto que la compañía prepara ya nuevos proyectos que anunciarán próximamente. De hecho, hoy por hoy la filial española es el segundo mejor cliente de frigos para la planta del grupo ubicada en Alemania, un dato que atestigua la pujanza del transporte nacional frigorífico a escala europea y la buena salud comercial de los productos del fabricante en este segmento.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *