Schmitz Cargobull abandona la soldadura

El nuevo proceso de plegado en frío de la viga en una máquina de rodillos acorta el tiempo de producción en un 60%.
El nuevo proceso de plegado en frío de la viga en una máquina de rodillos acorta el tiempo de producción en un 60%.

Schmitz Cargobull ha concebido una nueva tecnología de fabricación de las vigas de sus semirremolques, tras afrontar una inversión de 40 millones de euros, que supone abandonar la soldadura. Se implanta así un nuevo proceso de plegado en frío de la viga llevado a cabo en una máquina de rodillos que permite acortar el tiempo de producción en un 60% y avanzar en el objetivo de una mayor estandarización de la gama, además de otras ventajas.

La compañía congregó a finales de julio a la prensa especializada en su planta de Altenberge (Alemania) para presentar un nuevo proceso de fabricación de sus vigas que supone abandonar los trabajos de soldadura para conformar una única pieza que queda plegada tras pasar por una maquinaria compuesta por 14 rodillos. La innovación ya está operativa desde finales de julio y permitirá que antes de que acabe el año el 75% de la producción de vigas de chasis vea la luz tras pasar por este nuevo sistema.

Las ventajas de este adelanto tecnológico no son pocas, tal y como detallaron en la presentación los responsables de la compañía. Así, además de reducir el tiempo de fabricación de cada unidad en un 60% (pueden fabricarse hasta 90 vigas en un turno de ocho horas), el nuevo proceso permite variar la altura de la viga, evita el “estrés” del material que causaba la carga térmica de la soldadura y hace innecesaria la labor de nivelación que exigía el método anterior. Todo ello permite incrementar la calidad final del producto y aumentar la precisión en todo el proceso. La implantación de esta tecnología permite avanzar en la estandarización, al pasar de 280 variantes a un total de 20.

Estreno en el S.CS Genios
Pero el fabricante germano no se limitó, ni mucho menos, a presentar la innovación ya detallada. Entre el resto de novedades con las que la marca acudirá a la próxima edición de la feria IAA de Hanóver destaca la nueva generación de semirremolques de lonas S.CS Genios, la cual, además, estrenará las nuevas vigas sin soldaduras, fabricadas en la planta de Altenberge y distribuidas desde allí también a las fábricas de Zaragoza, Lituania y Rusia. Para la planta española, de hecho, se ha confirmado un incremento de la producción del 20% a partir de octubre, cuando se pasará de fabricar diez vehículos diarios a un total de 12.

Equipos de frío
Además de la fabricación de semirremolques, y al igual que Schmitz Cargobull fabrica sus propios ejes bajo la denominación Rotos, el constructor germano ha dado un paso más de cara a ofrecer una solución de transporte lo más completa posible a sus clientes. Llega así el equipo de frío T.KM ONE, integrado en el furgón de transporte frigorífico S.KO Cool Executive. Más de 500 unidades de este equipo están operativas ya en las carreteras. Desde la marca indicen sobre la alta fiabilidad, el bajo mantenimiento exigido y el preciso control de la temperatura que ofrece este producto, que ya puede encargarse también en versión multitemperatura tras instalar un evaporador en la parte trasera del interior del furgón.

Otra novedad es el S.KO con laterales rígidos y plegables, nacido para ofrecer una solución completa para carga general y sensible al tiempo que se mejora la protección frente al robo en un semirremolque de carga lateral, combinando las ventajas de un furgón cerrado con las de las lonas. Está fabricado con paneles Ferroplast, admite la carga de 34 palés y la altura máxima interior es de 2,750 mm.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *