Los equipos robóticos para almacén alcanzan los 1.500 kg de carga, de la mano de ROEQ

La capacidad del vehículo robótico alcanza con este vehículo los 1.500 kilos de carga.

El extraordinario crecimiento de la venta de productos de consumo online ejerce una enorme presión sobre los almacenes, la logística y las fábricas para optimizar sus actuales inversiones en automatización. Aumentar el rendimiento y la productividad de las aplicaciones de transporte de mercancías en los centros logísticos significa hacer más con menos.

ROEQ, fabricante de equipos robóticos móviles (MRE), ha lanzado el módulo TMS-C1500, diseñado para su uso en aplicaciones con la flota de AMRs de MiR con cargas útiles máximas de hasta 1.500 kg. El TMS-C1500 se combina con el nuevo carro de estantería S-Cart1500W de ROEQ, lo que aumenta las capacidades de carga útil de los robots de series anteriores.

Al aumentar las capacidades de carga útil de los robots móviles autónomos (AMR) y añadir flexibilidad a las aplicaciones de elevación, el nuevo módulo superior de ROEQ y los accesorios que lo acompañan permiten mejorar los objetivos de productividad, evitando al mismo tiempo la necesidad de realizar inversiones de capital adicionales en automatización.

El módulo superior TMS-C1500 permite el uso de AMRs de menores capacidades, para cargas útiles de hasta 800 kg, lo que supone un enorme aumento de la carga útil máxima de 400 kg que admiten otros sistemas de módulo superior.

“El TMS-C1500 proporciona mejora las capacidades de carga útil de los AMR, permitiendo a los usuarios finales reutilizar los AMR compactos para aplicaciones que implican el transporte de artículos más grandes y pesados, lo que garantiza un ahorro sustancial de costes, un retorno de la inversión más rápido y una reducción del coste total de propiedad en comparación con otras soluciones alternativas”, ha señalado Michael Ejstrup Hansen, director General de ROEQ.

Al eliminar la necesidad de una estación de acoplamiento, el TMS-C1500 puede recoger y dejar el carro de la estantería en el espacio libre y con precisión, asegurando que el AMR nunca se quede parado, ya que puede simplemente dejar el carro e ir inmediatamente a recoger uno nuevo. “Nosotros en ROEQ entiendemos que los almacenes y las instalaciones logísticas tienen que hacer más con menos y por eso desarrollamos soluciones de MRE diseñadas para hacer frente a este desafío y también para optimizar la productividad, el rendimiento y la seguridad” ha añadido Hansen.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *