La UETR, satisfecha por la «suavización» de la propuesta europea sobre el futuro tacógrafo digital inteligente

Vdo
Vdo

Tras la reunión mantenida el pasado 3 de diciembre en Roma por la Asociación Europea de Transportistas (UETR), de la que forma parte Fenadismer, este colectivo muestra su satisfacción por la posición defendida por la Comisión Europea en relación a la propuesta del Parlamento Europeo aprobada el pasado mes de junio de revisión de la actual regulación sobre el tacógrafo. Asimismo, destaca que la Unión Europea rectifica su postura inicial de eliminar el gasóleo profesional y propone mantenerlo “al menos hasta 2023”

Fenadismer informa en una nota de prensa de que la Comisión Europea ha aceptado la mayoría de las enmiendas presentadas por la UETR, “rechazando en consecuencia gran parte de las modificaciones planteadas inicialmente por el Parlamento Europeo, entre las que destaca el rechazo a la nueva definición sobre tiempo diario de trabajo que había planteado el Parlamento Europeo, que pretendía considerar a las interrupciones y tiempos de descanso como tiempo de trabajo

Además, no se ampliará el ámbito de aplicación del tacógrafo a los vehículos de transporte de 2’8 toneladas, sino que se mantendrá el actual límite en 3’5 toneladas de MMA. Tampoco se obligará a que los actuales vehículos de transporte que lleven incorporado el actual tacógrafo tengan que sustituirlo por el nuevo tacógrafo digital inteligente antes del año 2020. Desde UETR se subraya que no se regulará la obligación de establecer un sensor de medición de pesaje en los vehículos de transporte conectado al tacógrafo digital, sino que dicho mecanismo será en su caso objeto de un desarrollo normativo diferenciado. Por último, “se valorará la conveniencia o no de unificar en una única tarjeta de identificación los actuales permisos de conducir y de acreditación de la cualificación profesional”

Por otro lado, en la citada reunión se confirmó el cambio de posición de la Comisión Europea que, en relación a la modificación de la actual Directiva sobre fiscalidad de los carburantes, en la cual pretendía eliminar el tratamiento fiscal diferenciado para el gasóleo utilizado por el transporte por carretera a partir de 2013, lo que fue rechazado por el Parlamento europeo el pasado mes de abril. La nueva propuesta sobre la que trabaja la Comisión Europea es mantener el gasóleo profesional para el transporte “al menos hasta el año 2023”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *