Inspección de Trabajo pone el ojo en las empresas contratantes para Amazon

La extinción de los conttratos de trabajo están especialmente protegidos para preservar la dignidad del trabajador.

La semana pasada la Inspección de Trabajo de Vigo ha remitido resolución de las actuaciones realizadas a raíz de la denuncia del sindicato UGT en Vigo por presuntas irregularidades en la contratación y el despido de trabajadores en la delegación del gigante americano en O Porriño, Vigo.

La actuación de la inspección se ha centrado en la inspección de la empresa de trabajo temporal Jovant Talent, encargada de contratar a los trabajadores y trabajadoras del reparto en la zona, sobre el cumplimiento de las obligaciones empresariales en materia de extinción de contratos, requiriendo documentación a la mercantil y realizando una investigación.

Según la resolución de la Inspección de Trabajo, ha quedado probado que se aprecia por un llamativo número de trabajadores despedidos disciplinariamente y procede a investigar cada una de estas relaciones laborales. La mercantil ha emitido cartas de despido a los trabajadores articulando la extinción de la relación laboral de forma unilateral y basada en un incumplimiento grave del trabajador. Estas cartas carecen de la concreción suficiente para que la persona trabajadora pueda saber qué se le reprocha, cuáles son las motivaciones que amparan el despido.

También se ha apreciado el no cumplido de la obligación legal del artículo 55.1 del RDL 2/2015 de 23 de octubre, con el detalle señalado por la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Igualmente, la vulneración del principio de la buena fe que supone desatender las mínimas obligaciones en cuanto a la articulación del despido, y respetando el derecho a la Dignidad que obliga a no vejar a la persona trabajadora, mediante el abuso del poder de dirección, vulnerando la capacidad de defensa, y el respeto a la buena fe.

La inspección también ha señalado que el derecho a la dignidad en nuestro ordenamiento jurídico laboral, tiene un valor interpretativo, como un valor de máxima supremacía, que además ha quedado consagrado como base de todos los derechos Fundamentales. Se concluye que “que los hechos suponen en el caso particular que nos ocupa, hechos contrarios al respeto al derecho a la dignidad de los trabajadores por interrumpir sin cumplir la más mínima formalidad con la otra parte, supone no solo atentar a la dignidad sino también romper con la buena fe que también se presupone en la relación laboral”.

Desde el sindicato UGT se ha señalado que “Amazon permite, con su falta de rigor o por una posible inacción, que los trabajadores y trabajadoras vinculados al reparto, padezcan condiciones de trabajo precarias y abusos laborales injustificados y al margen de la legislación vigente”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *