Guitrans cifra en un 51% la reducción de actividad en sus empresas asociadas durante el estado de alarma

En la Asamblea también se trataron otros temas que afectan al sector como son el de la financiación de las infraestructuras, cuestionando la discriminación que supone que sea el transporte el que tenga que asumir todos los nuevos peajes que se van instaurando, el último de ellos, el de Deskarga, anunciado para 2022.

La reducción de actividad en las empresas asociadas a la patronal guipuzcoana del transporte Guitrans fue del 51% durante el estado de alarma, según se detalló durante durante la celebración de la Asamblea General de la organización el pasado 19 de septiembre. De hecho, presidente de Guitrans no dudó en reconocer que cualquier referencia a 2019 se convierte en algo lejano e irreal a tenor del gran vuelco que ha dado la economía en estos meses.

El acto sirvió también para rendir homenaje a todas las víctimas del coronavirus, al tiempo que se dedicaron unas emotivas palabras a la figura de Carlos Pascual, en los últimos tiempos de su carrera profesional consejero de presidencia de Astic, fallecido en los primeros compases de la pandemia.

En su intervención, el presidente de Guitrans calificó de «inexplicable» que haya sido tan arduo conseguir los compromisos que finalmente ha adquirido el Ministerio de Transportes con el sector, en relación a temas tan importantes y demandados como el establecimiento de un régimen sancionador para aquellos que incumplan los plazos de pago, la clarificación del marco normativo que regula la responsabilidad de las operaciones de carga y descarga o el compromiso de no aprobar sin el consenso del sector cualquier cambio normativo en la capacidad de carga de los vehículos, ni relacionado con la implantación de la Euroviñeta.

En la Asamblea también se trataron otros temas que afectan al sector como son el de la financiación de las infraestructuras, cuestionando la discriminación que supone que sea el transporte el que tenga que asumir todos los nuevos peajes que se van instaurando, el último de ellos, el de Deskarga, anunciado para 2022. Y también se denunció el déficit de oferta de estaciones de ITV en Guipúzcoa, «claramente insuficiente para el parque de vehículos y el volumen de inspecciones necesario», ante lo que se propuso una liberalización para poder acceder a un mejor servicio.

Otro punto caliente, concluyó la Asamblea General de esta organización guipuzcoana de transportistas, es el cuello de botella que se está produciendo en las diversas administraciones, especialmente en Tráfico y Transportes, cuyos retrasos provocan cuantiosas pérdidas económicas a las empresas «que no pueden poner en marcha sus vehículos por estar empantanados en una tramitación que se demora».

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *