Fuso refuerza su interés por el segmento de 3,5 toneladas

FUSO Canter
Fuso ofrece a través de su red de concesionarios unidades del Canter ya carrozadas listas para su entrega al cliente.

Fuso afronta en España, poco más de un año después de que Mercedes-Benz se hiciera cargo de la importación y distribución de la marca, controlada a nivel mundial por la casa matriz Daimler, unos objetivos para nuestro país que muestran claramente que ha llegado el momento de tomarse muy en serio un mercado en pleno crecimiento, especialmente en el segmento de las 3,5 toneladas, y en el que el modelo Canter quiere incrementar notablemente su protagonismo.

En los últimos meses, todos los concesionarios de camiones de la marca de la estrella se han ido haciendo cargo tanto de la venta como de la posventa de Fuso y los diferentes equipos de los 34 puntos de venta (y 49 de servicio) han recibido formación específica sobre el modelo Canter cuyo enfoque, planteamiento y cliente final tiene, en la mayoría de los casos, bastante poco que ver con los productos que hasta el momento venía comercializando Mercedes-Benz para el mundo del transporte de mercancías por carretera.

Finalizado este proceso, y analizada la realidad del mercado en el que compite el Fuso Canter, que incluye los camiones ligeros de 3,5 t y los camiones medios de hasta diez toneladas, los responsables de la compañía en nuestro país han sacado la calculadora y se han marcado unos objetivos que, de cumplirse, supondrían doblar la penetración de la marca en España, la cual el año pasado fue del 6,29% con 195 unidades matriculadas (82 en 2014) sobre un total de 3.100 vehículos, para pasar a 450 altas en un escenario de 3.500 unidades (que los más optimistas sitúan en las 4.000), dato que llevaría la penetración en el mercado de Fuso hasta el 12,8% y que significaría alzarse al cuarto puesto del ranking de mercados europeos, por detrás de Alemania, Reino Unido y Portugal (país donde se fabrica el Canter) y superando a Francia e Italia.

Segmento de 3,5 toneladas

Dentro de la estrategia de Fuso para España, el segmento de camiones ligeros de 3,5 toneladas es especialmente relevante, toda vez que en 2015 representó el 65% del total de camiones/chasis con cabina adelantada hasta diez toneladas de MMA matriculados en España, es decir, 2.000 unidades. “Vamos a por este mercado porque nos interesa especialmente”, no dudó en afirmar Jaime Vázquez, director de Ventas y Marketing de la compañía, durante la presentación en Bayona (Pontevedra) de los planes de Fuso el pasado 25 de febrero. En este segmento, el objetivo de la marca es comercializar 300 unidades de 3,5 toneladas a lo largo de este año, y para lograrlo han llevado una estrategia en la que no faltan ni ofertas comerciales muy agresivas ni la llegada a los concesionarios de la marca de unidades ya carrozadas listas para su entrega al cliente.

Así, para atacar de lleno el segmento de las 3,5 t (donde Nissan/Renault con sus productos de fabricación nacional Cabstar y Maxity son líderes absolutos) Fuso ha fijado un precio de acceso a la gama Canter de 16.900 euros y llevará a cabo una sobretasación de 2.000 euros en el vehículo usado, además de ofrecer una cobertura de cinco años de garantía o 200.000 km (para la gama de 3,5 toneladas, en el resto es de tres años o 100.000 km) e incrementar la disponibilidad de vehículos en stock y para demostración en la red comercial.

En cuanto a los vehículos carrozados para entrega inmediata, el Canter se ofrece con carrocería Furgón gracias a la colaboración con el especialista Vallor y con caja abierta y volquete a través de un acuerdo con Sanca. En estos casos, la garantía de los carrozados corre a cargo de las empresas carroceras.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *