Fuso entrega en Europa sus primeras unidades del Canter eléctrico

La producción del Fuso eCanter ya está integrada en la línea de fabricación de toda la gama Canter.

La versión eléctrica del Fuso Canter (bautizada como eCanter) ya rueda por las calles europeas tras la entrega de las primeras unidades de este modelo a las compañías DHL, DB Schenker, Rhenus and Dachser. En un multitudinario acto que tuvo lugar en Berlín el pasado 14 de diciembre, y al que no faltó Todotransporte, Marc Llistosella, jefe de Daimler Trucks Asia, quiso dejar claro que el primer camión eléctrico del mundo fabricado en serie ha sido testado ya en pruebas que superan los 90.000 kilómetros, al tiempo que apostó sin matices por la movilidad eléctrica en el ámbito de la distribución.

No en vano, la marca japonesa, propiedad del gigante alemán Daimler, lanzó el pasado mes de octubre su línea de producto E Fuso, que acompañará a todos los modelos del constructor en el mercado, ya que todos contarán con una versión de propulsión eléctrica.

Los conductores de los Fuso Canter eléctricos objeto de esta entrega recibirán formación específica para su manejo, al tiempo que los clientes accederán al uso de este modelo a través de un alquiler de 24 meses mediante CharterWay, la división de alquiler de Daimler.

Más en detalle, Deutsche Post DHL operará con seis unidades de esta versión del Canter, que se integrarán en la operativa diaria de la empresa y sustituirán a vehículos con sistema de propulsión convencional. DB Schenker cuenta con tres vehículo para trabajar en la capital alemana, mientras que Rhenus asignará, también en Berlín, tres unidades para la distribución de mercancía como aparatos electrónicos o mobiliario. Dos unidades más del Fuso eCanter están ya en manos de la compañía de transporte Dachser, que los empleará al reparto de mercancía general paletizada en labores de última milla.

La autonomía ronda los 100 km, y en una hora pueden cargarse las baterías al 80%.

Tras años de desarrollo y pruebas para lanzar esta variante al mercado, la producción del Fuso eCanter ya está integrada en la línea de fabricación de toda la gama Canter, que ve la luz en la localidad portuguesa de Tramagal. Desde aquí salen los vehículos para los mercados europeos y estadounidense. Tras el lanzamiento mundial del eCanter, el pasado mes de septiembre en Nueva York, el objetivo del fabricante para los próximos años pasa por entregar un total de 500 unidades a determinados clientes, estando prevista la entrada en la fase de producción a gran escala a partir de 2019.

Características técnicas

El Fuso eCanter que ahora se entrega a las citadas empresas alemanas alcanza una MMA de 7,5 toneladas, con una carga útil que puede llegar, en función del tipo de carrocería, hasta las 4,5 toneladas. La propulsión eléctrica nace de seis baterías de ion-litio con 420 v y 13,8 kwh. La potencia máxima es de 180 cv, con un par continuo de 285 Nm (máximo de 390 Nm), mientras que la velocidad máxima está limitada a 80 km/h y la autonomía de funcionamiento ronda los 100 kilómetros, «cifra que supera en muchos casos la distancia diaria cubierta por un transporte ligero de distribución», advierten desde el constructor. En una hora es posible cargar las baterías al 80%, añaden para zanjar una de las cuestiones clave en relación con el desarrollo de la propulsión eléctrica.

Y todo ello con cero emisiones por el tubo de escape, lo que le permite acceder a zonas urbanas de acceso restringido por emisiones o por motivos acústicos, puesto que la ausencia de ruido mecánico es absoluta. Además del aspecto medioambiental, que supone que un Canter eléctrico ahorra 16 toneladas de CO2 año frente a la versión de gasóleo, Fuso explica que su operativa supone una ventaja de 1.000 euros cada 10.000 kilómetros frente a su homólogo con motor diésel.

En marcha por las calles de Berlín

Durante la presentación de esta entrega de unidades en Berlín hubo tiempo para subirse al Fuso eCanter y tomar contacto dinámico con este prometedor modelo. Su capacidad para desenvolverse en el tráfico urbano es muy destacada. Merece la pena señalar su capacidad de aceleración desde parado, fundamental para la agilidad en los repartos, así como la ausencia de sonoridad mecánica, un aspecto muy de agradecer tras una jornada al volante. Y no hay que olvidar tampoco las ventajas en cuanto a confort que proporciona un cambio automático frente a uno manual.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *