España y Francia crean un grupo de trabajo para luchar contra el fraude en el transporte por carretera

Ínigo de la Serna ha confirmado la conveniencia de buscar puntos de encuentro «en los que ambas partes nos encontremos cómodas teniendo en cuenta las diferencias existentes».

España y Francia han puesto las bases para reducir el alejamiento entre ambos países en materia de política de transportes derivado, entre otros asuntos, de las considerables diferencias existentes a la hora de aplicar la Directiva de trabajadores desplazados.

Aunque este distanciamiento sigue vigente, especialmente en lo relativo al número mínimo de días para aplicar la citada normativa, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se ha reunido hoy, 4 de septiembre con la ministra francesa de Transportes, Elizabeth Borne, para abrazar la creación de un grupo de trabajo que sirva para avanzar hacia posiciones comunes en materia de lucha contra el fraude en el transporte por carretera y la mejora de la protección social.

Para De la Serna, el número de días vigente para aplicar la Directiva «debe abordarse con la suficiente flexibilidad para no generar distorsiones en el mercado interior y que los mayores costes de los países periféricos en sus operaciones de transporte puedan verse compensados con una cierta libertad para llevar a cabo operaciones en países del centro y norte de Europa». Con todo, el titular de Fomento ha confirmado la conveniencia de buscar puntos de encuentro «en los que ambas partes nos encontremos cómodas teniendo en cuenta las diferencias existentes».

A preguntas de Todotransporte, el ministro ha concretado que no se dan las condiciones para que España participe en la Alianza de la Carretera firmada en París a finales de enero por nueve países. «Tampoco firmamos el manifiesto de los países del Este», ha recordado, para añadir que España puede hacer de puente entre el bloque de los países centrales y el bloque de los países del Este del continente. «En el ámbito salarial estamos más cerca de los países centrales y en el ámbito geográfico somos un país periférico», ha apuntado. Con todo, la ministra francesa no dejó pasar la oportunidad de volver a tender la mano para que nuestro país se integre en este acuerdo.

Autopistas ferroviarias

El ministro ha concretado que siguen sin darse las condiciones para que España participe en la Alianza de la Carretera firmada en París a finales de enero por nueve países.

Tras el encuentro entre ambos mandatarios, el ministro de Fomento ha anunciado que en las próximas semanas se publicará el concurso para la presentación de los proyectos de explotación de las Autopistas Ferroviarias (AF) en los ejes Atlántico (hasta Vitoria-Júndiz) y Mediterráneo (hasta Valencia), una vez finalizada la convocatoria de manifestaciones de interés dirigida a los diseñadores y fabricantes de material rodante, a la que se han presentado cinco propuestas. En este sentido, De la Serna ha calificado de muy positiva la apuesta por el tráfico de mercancías por ferrocarril y ha agregado que las Autopistas Ferroviarias “son y representan un paso fundamental”.

También se ha abordado en el encuentro la conexión Canfranc-Pau, que recientemente ha recibido un importante impulso por parte de la Unión Europea con el otorgamiento de 15 millones de euros de inversión para la realización de todos los estudios para la reapertura de la línea.

El transporte marítimo entre ambos países no ha quedado fuera de la reunión una vez que durante la misma se ha tratado el asunto de la autopista del mar entre Gijón y Nantes/Saint Nazaire. En este punto, el ministro de Fomento se ha mostrado razonablemente optimista para que en un futuro próximo se pueda reanudar esta conexión, «que alivie el transporte por carretera y contribuya también a una mejora de las relaciones comerciales entre España y Francia».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *