El puerto de Bilbao a punto de concluir su adaptación a la nueva etapa post-brexit en sus exportaciones e importaciones

El Puerto de Bilbao lleva meses preparándose para una situación post-Brexit./APB

En el puerto de Bilbao los agentes públicos y privados, han venido realizando en los últimos meses diferentes adaptaciones y mejoras para acompañar a empresas importadoras y exportadoras, así como a las empresas transportistas, en la adaptación a una realidad post-brexit que no deja de ser excepcional.

Actualmente, más del 50 por ciento del comercio que se canaliza por el principal puerto del Cantábrico es con terceros países. Sin embargo, el Reino Unido es uno de los mercados con más volumen y la excepcionalidad de la situación actual obedece a que, en términos de comercio internacional, es la primera vez que un tratado de comercio da un paso a lo contrario de lo habitual: es un tratado que separa y complica, en lugar de facilitar el comercio.

Desde principios de año, el puerto de Bilbao ha llevado a cabo diferentes conferencias y talleres con sus clientes y mejoras en sus infraestructuras y de servicio para adaptarlas al Brexit. Entre las mejoras, el puerto de Bilbao destaca el rediseño de la operativa para que, una vez que esté en tierra el remolque con conductor, se pueda poner en camino hacia su destino aligerando los nuevos requisitos o que pueda embarcarse en el menor tiempo posible.

Se han adaptado, también, los servicios a los horarios de las líneas con Reino Unido, sobre todo en los ferries con carga acompañada, dado que en este caso las empresas de transporte tienen la responsabilidad de pre-notificar a las Administraciones Aduaneras la carga que llevan en uno u otro sentido.

En el proceso de adaptación se han implicado todas las administraciones, entidades administrativas y personal como el personal de la Aduana, de la Autoridad Portuaria y de los Ministerios encargados de la Sanidad Exterior, Veterinaria, Fitosanitaria, Calidad Comercial y Calidad Industrial y de los distintos agentes de la comunidad portuaria cada uno en su papel.

Por su parte, las navieras y empresas implicadas en el tráfico a o desde el Reino Unido e Irlanda han reforzado la frecuencia de salidas marítimas o incrementado el tamaño de sus buques, además de ampliar la oferta ferroviaria asociada a estos servicios. Tal es el caso de Containerships, WEC, Brittany Ferries, Samskip, Finnlines y Vapores Suadíaz, entre otras.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *