DB Schenker y Lufthansa Cargo operan el primer vuelo de carga neutral en CO2

El SAF utilizado en el vuelo de DB Schenker y Lufthansa Cargo es queroseno sintético sostenible.

DB Schenker y Lufthansa Cargo han operado el primer vuelo de carga neutral en CO2, realizado con combustible sostenible de aviación ( SAF o Sustainable Aviation Fuel, por sus siglas en inglés), en un viaje de ida y vuelta entre Frankfurt y Shanghái en un Boeing 777F que transportó mercancías de la empresa Siemens Healthineers AG, entre otras.

Comprometidos con el desarrollo de un transporte aéreo sostenible, DB Schenker y Lufthansa Cargo acordaron el pasado mes de noviembre el intercambio de puntos de vista sobre cuestiones ambientales para promover soluciones conjuntas, incluyendo el uso de combustibles alternativos a los fósiles para el transporte de carga aérea.

El SAF es, esencialmente, queroseno sintético sostenible. Actualmente, se produce a partir de biomasa como, por ejemplo, aceites vegetales y de cocina sostenibles o reciclables. Se prevé que en el futuro también estarán disponibles combustibles renovables no vegetales. En este plano, el proceso de producción más conocido es el llamado power-to-liquid (PtL), basado en electricidad renovable, agua y CO2.

Al utilizar SAF, se evitan por completo las emisiones fósiles de CO2 de un vuelo operado con queroseno convencional. Durante la combustión en el motor, solo se libera CO2 eliminado previamente a la atmósfera derivado, por ejemplo, del crecimiento de plantas. El SAF es la primera alternativa real al combustible de aviación fósil y la clave para un tráfico aéreo respetuoso con el clima y libre de dióxido de carbono.

De forma adicional, DB Schenker y Lufthansa Cargo también están implementando un proyecto de reforestación para compensar las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero resultantes de la producción de la biomasa, el procesamiento y el transporte del SAF. Esto asegura que los vuelos sean completamente neutros, en términos generales, de gases de efecto invernadero.

El SAF utilizado se puede agregar al queroseno convencional como un combustible de uso inmediato, por lo que es práctico y adecuado para el uso diario sin la necesidad de ajustes en la aeronave o la cadena de suministro. Así, la cantidad de SAF correspondiente a los requisitos de combustible para el vuelo de ida y vuelta entre Frankfurt y Shanghái se inyecta en el sistema de repostaje del aeropuerto de Frankfurt. Cada avión reabastecido posteriormente desde el depósito de combustible recibe y consume físicamente una pequeña cantidad de SAF. De este modo, la reducción de CO2 lograda se acredita en su totalidad a Lufthansa Cargo y DB Schenker.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *