Comienzan las obras de la A-33 entre Jumilla y Yecla para recortar en 46 kilómetros el trayecto Murcia-Valencia

La ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente murciano, Alberto Garre, durante la colocación de la primera piedra de la obra de la autovía A-33 entre Jumilla y Yecla.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente murciano, Alberto Garre, durante la colocación de la primera piedra de la obra de la autovía A-33 entre Jumilla y Yecla.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha colocado la primera piedra de las obras del tramo entre las localidades murcianas de Jumilla y Yecla de la A-33. Una vez finalizada, esta autovía “permitirá recortar el viaje entre Murcia y Valencia en 46 kilómetros”. El proyecto, que cuenta con una asignación presupuestaria de 69 millones de euros, se convertirá en una alternativa a la antigua N-344, por la que cada día circulan casi 1.300 camiones.

La nueva autovía se ha diseñado “con unas pendientes muy suaves, con lo que los vehículos que utilicen este nuevo trazado evitarán las pronunciadas pendientes y rampas de la carretera N-344”, explican desde Fomento. Contará con dos calzadas de dos carriles de 3,5 metros cada una, separadas por una mediana de 10 metros, arcenes exteriores de 2,5 metros e interiores de un metro y bermas también de un metro.

El objetivo del Ministerio es que la nueva infraestructura capte “la mayor parte de los tráficos de largo y medio recorrido”, puesto que permite “una conducción mucho más cómoda, segura y eficiente”. Además, su trazado evitará el paso de vehículos por las travesías del polígono industrial de Los Romerales en Jumilla, La Alquería y Fuente del Pino, “con la consiguiente mejora de la calidad de vida en estos lugares”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *