Astic, «totalmente» opuesta a la implantación de peajes en las autovías

Ramon valdivia astic
Ramon valdivia astic

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera, Astic, se opone «totalmente» a la propuesta llevada a cabo por la Asociación de Sociedades Españolas Concesionarias de Autopistas, Túneles, Puentes y Vías de Peaje, Aseta, para implantar nuevos peajes en las autovías españolas. La propuesta lanzada por Luis Feito, presidente de Aseta, «pretende desarrollar un plan de inversión para las autopistas de peaje maduras de unos 1.300 millones de euros al año y la implantación de peajes en autovías, ahora gratuitas, para ingresar hasta un máximo de 10.000 millones de euros».

Las declaraciones de Feito suponen, a juicio de Astic, «un peligro para el sector del trasporte por carretera», ya que la implantación de peajes en las autovías conllevaría a un incremento en el precio de los servicios de transporte, lo que provocaría «una disminución de la competitividad».

Para Astic, la propuesta de Aseta «sólo busca un aumento en la recaudación, sin tener en cuenta los costes derivados de esta medida». Un incremento en el número de peajes «no sólo provocaría un castigo a los bolsillos de todos los españoles, sino que también supondría una caída en la competitividad de sectores fundamentales como el del transporte por carretera», alertan desde el colectivo presidido por Marcos Basante.

La proposición hecha al Gobierno por Aseta contempla que esta medida generaría unos 24.000 puestos de trabajo, «pero no tiene en cuenta los más de los más de 500.000 empleos directos que genera el sector del transporte por carretera y que con este tipo de propuestas verían muy complicada su continuidad».

En opinión de Ramón Valdivia, director general de Astic, «este tipo de propuestas suponen una golpe más al sector del transporte por carretera, que ya ha visto como en los Presupuestos Generales del Estado, recientemente aprobados, la mayor parte de las inversiones, concretamente el 51%, iban destinadas al sector ferroviario. Esto supone el doble de la inversión destinada a las carreteras», lamentan desde el colectivo transportista.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *