Anfac confirma que “los autónomos se están quedando fuera del mercado de camiones”

El principal obstáculo no es otro que la falta de crédito
El principal obstáculo no es otro que la falta de crédito

Anfac ha elaborado un análisis sobre la situación del mercado del vehículo industrial en España, cuyas conclusiones ponen de manifiesto que el principal problema para la recuperación de las ventas es la falta de crédito, que está provocando que “los autónomos se están quedando fuera del mercado de camiones”.

Sin embargo, las perspectivas de esta patronal son fundamentalmente optimistas de cara al año que viene una vez comprobado que “la acumulación de camiones viejos y la exportación de un porcentaje significativo de los jóvenes han generado un déficit de equipamiento de transporte”. Esta realidad, junto al crecimiento previsto del PIB en España ya esperado a finales de este año, “podrían suponer que 2014 marcase el inicio de la recuperación para este segmento”.

Algunos de los datos que revela el informe de Anfac son muy demostrativos de la evolución del transporte en España desde el comienzo de la crisis. Así, desde 2008 el parque de vehículos industriales perdió 127.000 unidades (al pasar de 2.983.674 a 2.856.076), de los que la cuarta parte fueron tractocamiones, cuyo volumen de parque descendió un 14% al pasar de 213.366 a 183.258 unidades.

Pero lo que hace saltar todas las alarmas es la antigüedad del parque circulante, una vez que la crisis ha elevado entre un 50 y un 60% la edad promedio del parque español de VI. Más concretamente, en los tráficos intra e intermunicipales la proporción de unidades con más de diez años ha pasado del 49,2% en 2007 al 72,9% en 2012. Pero aún hay más: el número de camiones con más de 15 años supone el 18% del parque existente en 2012 y se encarga de realizar el 15% del tráfico intramunicipal.

Evolución por tipos de tráfico
El informe aborda también la evolución por tipo de desplazamiento entre 2006 y 2012, un capítulo que arroja un descenso del 70% para los tráficos intramunicipales, con recorridos medios de 10 km, y del 40% para los tráficos intrarregionales, con recorridos medios de 110 km. Por el contrario los tráficos interregionales (promedio 350 km) sólo se redujeron un 21%, mientras que los internacionales (1.000 km) aumentaron un 10%.

Esta realidad ha tenido una evidente correspondencia en la distribución de la demanda por segmentos. Así, mientras en 2005 las tractoras suponían el 47,9% de las matriculaciones, en el periodo de enero a octubre de este año el porcentaje fue del 72,1%. Los camiones rígidos de obra, que llegaron a superar en ventas a los rígidos de carretera en 2006 (6.843 unidades frente a 6.141), han desaparecido prácticamente del mercado con 144 unidades previstas para 2013.

Con todo ello, el hundimiento del mercado de camiones que comenzó en 2008 para acentuarse de forma rotunda en 2009 se ha mantenido durante todos estos años. En 2007 se matricularon 45.403 unidades, que fueron 31.976 en 2009 y que terminaron por ser 12.236 en 2009, un dato todavía por encima de las 11.380 matriculaciones previstas para este año. Con este panorama, todavía sombrío, solamente los tractoras mantienen, a pesar de su caída, un volumen apreciable de matriculaciones.

El resto de segmentos de VI han registrado entre 2012 y 2013 “cifras prácticamente insignificantes”, destacan en Anfac, especialmente los camiones ligeros, cuya previsión para este año se sitúa en 460 unidades (frente a 1.711 en 2007). En camiones medios se esperan 1.687 altas (7.856 en 2007), en camiones rígidos pesados 1.157 (13.474 hace seis años) y en tractoras 8.516 unidades (22.362 en 2007).

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *