La CETM reclama controles de alcohol y drogas para los conductores profesionales

La CETM aboga por instaurar controles periódicos y aleatorios para los conductores profesionales en los que se incluya el control de consumo de alcohol y drogas.

Tras un desgraciado accidente con fallecimientos en el que ha estado involucrado un conductor de camión drogado, la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) ha reclamado controles de alcohol y drogas periódicos y obligatorios para todos los conductores profesionales.

En un comunicado, la CETM manifiesta que está conmocionada y ofrece su más sentido pesar por la terrible muerte de una reconocida doctora y su marido en un accidente en el que está involucrado un conductor de camión drogado: “Esta tragedia supone una conmoción para cualquier ciudadano, pero representa, además, un día negro para el transporte de mercancías por carretera, pues traslada una imagen negativa de nosotros, sembrando la duda y la incertidumbre sobre un sector comprometido con la seguridad vial y que, como norma general, cumple escrupulosamente con las normas”.

Consecuentemente, tal y como habían reclamado el pasado 7 de abril en su comparecencia en la Comisión sobre Seguridad Vial del Congreso de los Diputados con ocasión del programa de trabajo sobre la Estrategia Española de Seguridad Vial 2021-2030, la CETM considera imprescindible que se pongan en marcha de manera urgente una serie de medidas, como la modificación de la Ley de Seguridad Vial estableciendo un protocolo específico de reconocimientos médicos periódicos para los conductores profesionales en los que se incluya el control de consumo de alcohol y drogas y otras enfermedades como la apnea del sueño, sin cuya superación no puedan renovar su permiso de conducir.

Otras medidas propuestas por la CETM son establecer la obligatoriedad de los reconocimientos médicos periódicos en las empresas para los conductores profesionales, que incluyan análisis específicos para detectar el consumo de alcohol y drogas; permitir en el ámbito de la empresa que se puedan realizar controles de consumo de alcohol y drogas aleatorios a los conductores profesionales; otorgar a las empresas el derecho a conocer el saldo de puntos de sus conductores, con el objetivo de evitar que puedan conducir un vehículo pesado cuando se les retire el permiso de conducir; o la instalación obligatoria en los camiones del alcoholock, de manera que estos solo se puedan arrancar si el conductor está por debajo del límite de alcohol permitido.

Según la CETM, “solo con una política activa en prevención conseguiremos mejorar la seguridad vial del transporte por carretera, al tiempo que eliminamos la inseguridad jurídica a la que se enfrentan las empresas de transporte que no tienen manera de conocer en qué condiciones se encuentran aquellos a quienes confiamos la responsabilidad de conducir un vehículo de gran tonelaje por las carreteras de toda Europa”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *