La morosidad en el transporte descendió hasta los 78 días en febrero

El 59% de los clientes de los transportistas continúan incumpliendo la Ley de Morosidad.

El plazo medio de pago de los cargadores a los transportistas se situó en una media de 78 días durante el mes de febrero, lo que supone una mejora con respecto al retraso medio de 82 días que se dio en enero y en relación al registrado a lo largo de 2017, cuando la demora en el abono de las facturas de los servicios de transporte ascendió a 86 días, según los datos recogidos por Fenadismer y la Fundación Quijote para el Transporte en su observatorio permanente de la morosidad en el sector.

Cabe recordar que la legislación vigente en materia de morosidad establece un plazo máximo de 30 días para abonar los servicios, ampliable a 60 si hay acuerdo entre las partes. Sin embargo, tal y como refleja la encuesta permanente realizada por las mencionadas organizaciones entre 800 empresas de transporte, el 59% de los pagos realizados a los transportistas en febrero excedió ese plazo e incumplió por tanto la normativa aplicable en esta materia.

Otro de los datos analizados en este estudio es el de las modalidades de pago preferidos por los clientes de los transportistas. En febrero, las opciones mayoritarias fueron la transferencia (46%) y el confirming (29%), seguidos por el pagaré (24%) y el cheque, que ocupa una posición residual de apenas el 1%.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *