«No podemos permitirnos que los temas continúen enquistados», apremia el Ministerio de Transportes ante la negociación entre transportistas y cargadores

Coordinar, impulsar y estar presentes para favorecer el clima de diálogo, pero no sustituir ni a cargadores ni a transportistas. Este es el papel que jugará el Ministerio de Transportes en la mesa tripartita.

«No podemos permitirnos que los temas continúen enquistados, así que desde el ministerio vamos a actuar con decisión», ha advertido la secretaria general de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, María José Rallo, ante el próximo inicio de la enésima mesa de negociación entre transportistas y cargadores, en esta ocasión propuesta por el ministro Ábalos.

Rallo ha hecho un llamamiento al consenso y al diálogo entre las partes, pero al mismo tiempo ha recordardo que «hay temas que llevan encima de la mesa más de diez años y es necesario abordarlos con decisión y con un enfoque global». Desde su punto de vista, «es necesario ser ambiciosos y tener un enfoque integrador; Y no sólo abordar cuestiones históricas como el aumento de pesos y dimensiones o la carga y descarga sino tratar de dar un salto cualitativo hacia la mejora de la robustez y la eficiencia de todo el sector entendido en su globalidad».

Antes de arrancar el proceso negociador propuesto por el ministro de Transportes al Comité Nacional el pasado 4 de junio, la secretaria general de Transportes ha fijado claramente los objetivos en torno a los que debe girar la mesa tripartita entre ministerio, cargadores y transportistas.

Así, Rallo ha transmitido que la negociación debe basarse en un «análisis riguroso, con diagnósticos claros y desapasionados: tenemos que quitar toda la parte emocional para ver dónde están los problemas y dónde los puntos de solución». Y advierte sin matices: «No podemos permitirnos volver a las posiciones de partida, que cada uno esté en su posición inicial y no avanzar», no sin dejar de indicar que «hay que ser ambiciosos y autocríticos desde todos los ámbitos».

La segunda línea seguir que la secretaria general de Transportes ha mostrado a transportistas y cargadores es que la negociación tiene que ser ágil: «No podemos permitirnos el lujo de tener los temas enquistados más años, hay que dar soluciones a las cuestiones históricas y a los retos de futuro».

Y en tercer lugar, ha explicado la alto cargo del Mitma, ambas partes deben ser ambiciosas y constructivas, buscar soluciones imaginativas y sostenibles, sin olvidar la necesidad de «empatizar» con la otra parte.

Tampoco se ha olvidado María José Rallo de precisar cuál es el papel del ministerio en este proceso: «Coordinar, impulsar y estar presentes para favorecer el clima de diálogo, pero desde luego no podemos sustituir ni a cargadores ni a transportistas».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *