14 horas diarias por 900 euros; así es la precarización del empleo en Correos Express contra la que CC.OO. plantea movilizaciones

Todos los conductores de Correos Express son subcontratados, denuncian desde CC.OO./ Correos Express

Comisiones Obreras (CC.OO.) se ha sumado a la petición de movilizaciones laborales en Correos Express que UGT ya planteó hace unos días para luchar contra la «precarización del empleo» que se está viviendo en la empresa pública.

Desde CC.OO. llevan años denunciando que desde el inicio de la crisis y con la “falsa excusa” de ser una empresa de titularidad pública que tiene tutelada la contratación por la Ley de Presupuestos, «la dirección está aprovechando para precarizar el empleo a través de la subcontratación de prácticamente todas las actividades que realizan, incluida su propia actividad principal de paquetería».

Hace unas semanas Correos Express sacó a concurso la contratación de servicios de salidas de los clientes, medida a la que se une la licitación de “un contrato de ETTs para 2017, por valor de casi ocho millones de euros, para prestar servicios en las dependencias de Correos Express en todas sus delegaciones del territorio nacional”.

Los responsables de CCOO anuncian su «oposición frontal a esta política empresarial, que pretende cambiar el actual modelo productivo por otro basado en la subcontratación de todos los servicios». De hecho, Correos Express ya subcontrató en su día a todos sus conductores. Hoy, algunos de ellos «trabajan hasta 14 horas por salarios de apenas 900 euros al mes«.

Esto sucede así porque «en la mayoría de los casos y de manera ilegal, las diferentes subcontratas están aplicando, si es que aplican alguna normativa, el Convenio estatal de Mensajería o sucedáneos del mismo enmascarados en convenios de empresa, con condiciones muy por debajo tanto económica como socialmente de lo estipulado en los convenios de transporte de mercancías, que por su actividad son de aplicación”, denuncian desde CC.OO.

La oposición del sindicato a este tipo de prácticas es tal que sus responsables ya anuncian «movilizaciones para tratar de frenar a la compañía en esta política inequívoca de precarización de las condiciones de trabajo que, de no ponerle coto, acabará por suponer un peligro para los 1.300 puestos de trabajo que actualmente existen en Correos Express, así como para las condiciones económicas y laborales en los que estos se sustentan».

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *