Volkswagen refuerza la estrategia comercial del Transporter

nuevo-vw-transporter-
Las primeras unidades de este modelo se entregarán a finales de agosto.
El nuevo Transporter de Volkswagen (junto con el resto de la nueva gama T6, con Caravelle y Multivan) ya está a la venta en el mercado español desde el pasado mes de mayo, estando prevista la entrega de las primeras unidades para finales de agosto. Con una reducción de precio del 5% frente al modelo anterior (23.060 euros frente a 24.340), el objetivo pasa por incrementar sus ventas por encima de la media del mercado.
Si en el segmento del mercado español que ocupa el Volkswagen T6 las versiones destinadas al transporte de mercancías suponen un 42%, este porcentaje alcanza el 17% en el caso del Transporter respecto al total de matriculaciones de la gama del modelo alemán. La conclusión parece clara, y no es otra que esta versión tiene un mayor margen de crecimiento frente a sus rivales que la que tienen versiones ya líderes en ventas como Caravelle o Multivan.“Queremos ser más competitivos con nuestro furgón”, anunció Alex García, director de Marketing, durante la presentación dinámica de toda la gama T6 que tuvo lugar el pasado 29 de junio en Estocolmo, Suecia. La primera medida para lograr este objetivo no parece desacertada teniendo en cuenta que el precio del nuevo Transporter Furgón es un 5% inferior al del modelo anterior, con 23.060 euros frente a 24.340 (precio franco fábrica).Bajo esta estrategia, el nuevo Volkwagen Transporter ya está a la venta en España con un diseño exterior renovado que afecta especialmente al frontal y a la zona trasera y con un interior nuevo, donde sobresale el salpicadero, ahora más ergonómico, mucho más moderno y con mayores espacios portaobjetos. En la nueva gama T6 se ha optado por ofrecer un salpicadero más funcional y adaptado a tres ocupantes en la zona delantera para las versiones comerciales (Transporter tanto Furgón como Kombi [1.300 euros de incremento de precio frente al Furgón ] y Mixto [360 euros de incremento], y Caravelle en sus versiones básicas) frente a un salpicadero más refinado y vistoso para las versiones turismo (Multivan).

Sin cambios en la zona de carga
La zona de carga del nuevo Transporter, entre tanto, no ha sufrido variación alguna en sus dimensiones frente al modelo anterior, con 4,3 m2 de superficie de carga (5 m2 con batalla larga) y 5,8 m3 de volumen (6,7 m3 en la versión de techo medio y 7,8 m3 si se combina este techo con batalla larga). No falta una variante de 9,3 m3 de volumen de carga resultado de combinar un techo alto con la batalla larga. Según explican desde la marca, la razón de mantener absolutamente inalteradas las dimensiones del espacio de carga tiene que ver con una petición expresa de sus clientes, que a la hora de renovar su T5 para adquirir el T6 pueden trasvasar sin problemas cualquier equipamiento interior.

La oferta mecánica, a la espera del cambio normativo para los vehículos comerciales N1 (Transporter Furgón) que llegará en septiembre de 2016, se mantiene sin cambios, con elmotor TDI de dos litros en variantes de 84, 102 y 140 caballos. En el resto de la gama T6 (Transporter Kombi, Transporter Mixto, Caravelle y Multivan) ya se ofrecen motores TDI Euro 6 con 84, 102, 150 y 204 cv y sistema SCR con Adblue. Para la gama Multivan existe además una motorización TSI de gasolina con 204 caballos.

Toma de contacto

En ruta por las autopistas que rodean Estocolmo, las primeras sensaciones dinámicas que arrojó el nuevo T6 apuntan (a falta de la prueba a fondo que llevará a cabo próximamente nuestro especialista) en la buena dirección. Tras recorrer 77 kilómetros cargado con 450 kilos (dos ocupantes incluidos) el consumo final de gasóleo del vehículo (con motor de 102 cv), a 62 km/h de media (respetando los estrictos límites de velocidad del país escandinavo y sufriendo alguna retención de tráfico) fue de 6,4 l/100 km, un dato ajustado que ayuda a confirmar que la reducción de consumo frente a la generación a anterior que difunde la marca es una realidad. Y ello sin olvidar la enérgica respuesta del motor TDI de dos litros, especialmente en marchas cortas, una cualidad muy recomendable en labores de distribución urbana.

Además, durante la toma de contacto hubo ocasión de probar a fondo, debido a la elevada intensidad de tráfico, el control de velocidad ACC (opcional), capaz de acelerar y frenar el vehículo por sí solo para mantener una distancia programada frente al vehículo precedente. Su funcionamiento es excelente.

Con todo, conducir el nuevo Volkswagen T6 es una experiencia gratificante. Incluso en el caso de que la versión probada sea la enfocada de forma exclusiva al transporte de mercancías (Transporter), el nivel de calidad de rodadura alcanzado por la marca alemana con este vehículo sorprende de forma muy positiva. Al volante de la variante equipada con el motor TDI de 102 caballos resulta agradable comprobar que la reducción en la sonoridad percibida en el interior del habitáculo es una realidad innegable y muy a tener en cuenta por un profesional llamado a hacer un uso intensivo del vehículo.

La postura al volante, otro aspecto crucial para un transportista, roza la perfección. Los asientos ofrecen un nivel de mullido más bien duro que combina bien con las prolongadas jornadas de trabajo, su nivel de sujeción es el adecuado y la posición tanto del volante como de los pedales o del pomo del cambio no admite crítica alguna. Los conductores más corpulentos, sin embargo, así como los que acostumbran a conducir con la pierna derecha inclinada hacia el centro del salpicadero, se encontrarán con la base de la palanca de cambios al desplazar la rodilla.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *