Renault Trucks ofrece a los transportistas diferentes opciones de financiación de su gama eléctrica

La gama Z.E. de Renault Trucks está disponible desde las 3,1 hasta las 26 toneladas.

Renault Trucks Financial Services, la financiera de marca de la enseña del rombo, pone a disposición de los transportistas “diferentes fórmulas de financiación, adaptadas al cliente, para la adquisición de un vehículo de propulsión 100% eléctrica”.

Con esta iniciativa, “Renault Trucks quiere facilitar medidas que favorezcan la evolución hacia la movilidad sostenible, con ofertas de financiación personalizadas para los vehículos de su Gama Z.E. -disponible desde las 3,1 hasta las 26 toneladas– y dirigida a los clientes que realizan una distribución urbana o interurbana o de servicio en municipios y ciudades”.

Y es que los responsables de la entidad son muy conscientes de que “el coste de adquisición de un vehículo eléctrico puede ser un obstáculo que dificulte la decisión del paso a la transición energética de las empresas de transporte”. En cualquier caso, ponen el acento en la necesidad de “tener en cuenta que el coste de un vehículo eléctrico debe estudiarse globalmente, considerando el coste total a largo plazo y no el coste de adquisición”.

En este sentido, explican que “si bien el precio de compra de un camión eléctrico es más elevado que el de un camión diésel, su uso resulta más económico, pues requiere pocas operaciones de mantenimiento y los costes relacionados con el consumo de carburante son nulos”.

Por eso, en la filial española de la multinacional gala estudian “soluciones de financiación personalizadas que permitan al cliente controlar los costes de explotación y llevar a cabo su misión con toda tranquilidad”, tal y como explica Tabitha Carpenter, vicepresidenta de Renault Trucks Financial Services en el sur de Europa.

Más concretamente, Renault Trucks propone tres ofertas de financiación en función del uso y las necesidades específicas del cliente. Cualquiera de los esquemas de financiación puede ser compatible con ayudas del Estado o cualesquiera otros incentivos fiscales que se encuentren en vigor.

Si el cliente opta por el crédito clásico, será el propietario del camión eléctrico al vencimiento del contrato; si se decanta por un arrendamiento financiero u operativo (leasing), disfrutará del vehículo eléctrico en alquiler y al vencimiento del contrato podrá elegir entre la restitución o la compra del vehículo contra pago de su valor residual. En el caso del alquiler o renting, el cliente deberá devolver el vehículo eléctrico cuando acabe el contrato.

“Estaremos acompañando el proceso de compra desde el inicio, para desarrollar la mejor solución de financiación y seguros personalizados para el vehículo eléctrico, de modo que el cliente pueda enfocarse en el éxito de su negocio, con sus costes bajo control durante toda la vida útil del camión”, ha asegurado al respecto José Antonio Mannucci, director general de Renault Trucks Financial Services en España.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *