¿Qué hacer para evitar las multas (de miles de euros) que impone Reino Unido por la crisis migratoria de Calais?

Calais_LexTransport
Los inmigrantes indocumentados aprovechan las colas de espera en Calais para colarse en los semirremolques que esperan para cruzar hasta Reino Unido./ Lextransport

Hace algunos días llegaba a la redacción de Todotransporte el caso de un transportista español que en menos de una semana ha recibido dos multas de la Policía de Fronteras británica por una suma total de 16.000 libras esterlinas (casi 21.000 euros al cambio actual).

El motivo de las sanciones es idéntico en ambos casos. Las autoridades del Reino Unido descubrieron inmigrantes ilegales en los semirremolques de esta empresa española al desembarcar los vehículos en el Puerto de Dover tras cruzar en ferry el Canal de la Mancha desde la localidad francesa de Calais.

El empresario que comparte con nosotros esta lamentable situación nos explica que en ningún caso sus conductores permitieron voluntariamente el acceso de los inmigrantes indocumentados al interior de los semirremolques.

Antes al contrario, en uno de los casos el chófer se percató de que una multitud asaltaba literalmente el vehículo y se introducía en él. Consciente de estos hechos, el conductor los puso en conocimiento de los gendarmes franceses, quienes a pesar de ello le obligaron a continuar la marcha para que la cola de entrada al ferry no se detuviera.

Al llegar a Dover, la Policía de Fronteras británica abrió el semirremolque y descubrió que hasta 21 inmigrantes clandestinos habían cruzado el Canal de la Mancha a bordo. Pese a que relató a los agentes británicos la secuencia de los hechos acaecidos en suelo francés, las autoridades del Reino Unido levantaron expediente de lo acontecido, que se ha saldado con la multa recibida nueve meses después.

Las sanciones tienen consecuencias

En otro de los episodios, la cifra de inmigrantes indocumentados que se colaron en el semirremolque y llegaron de ese modo a territorio británico ascendió a once personas. Tal y como se puede comprobar en la notificación de la sanciónlea el documento aquí– enviada por la Policía de Fronteras de Reino Unido, la multa asciende en este caso a 400 libras por cada uno de los polizones encontrados en el semirremolque, lo que arroja un total de 4.400 libras esterlinas.

En ocasiones, el asalto a los camiones hace temer a los conductores por su propia integridad física.
En ocasiones, el asalto a los camiones hace temer a los conductores por su propia integridad física./Lextransport

Además del quebranto económico derivado directamente del pago de las sanciones, la imposición de estas multas ya está teniendo consecuencias en los servicios de transporte que se realizan hasta Reino Unido. Así, el empresario cuya sanción hemos relatado con anterioridad ya planea subir el precio de los viajes que hace a suelo británico.

Plus a los conductores

Y es que, además de las multas que pueden acarrear los asaltos que sufren los camiones, los transportistas españoles se enfrentan a posibles consecuencias mucho más graves, pues en algunos casos los chóferes han llegado a temer por su integridad física, lo que propicia que el empresario sancionado ya deba pagar un extra a sus conductores cuando el destino del viaje es el Reino Unido.

Pero, además de intentar reflejar con un incremento del precio de cada viaje realizado a Gran Bretaña, ¿hay algo que los transportistas españoles puedan hacer para minimizar el riesgo de que los inmigrantes que esperan en Calais con la intención de acceder al Reino Unido se introduzcan ilegalmente en los semirremolques que esperan para cruzar el Canal de la Mancha?

Recomendaciones

Pues lo cierto es que sí, aunque resulta evidente que no existe una panacea para evitar que se produzcan estos hecho, lo cierto es que los transportistas sí pueden tomar medidas para reducir las posibilidades de que se produzca una situación de este tipo. Así lo explican desde el Departamento Jurídico Internacional de Lextransport, cuyos responsables ofrecen una serie de recomendaciones “para paliar las consecuencias negativas que esta crisis migratoria está ocasionando a nuestros transportistas”.

cierres
Antes de cargar la mercancía, el conductor debe asegurarse de que el vehículo (carrocería, lonas, etc.) no tiene cortes o rasgaduras que puedan facilitar el acceso de personas no autorizadas.

Entre esos consejos, los expertos de Lextransport destacan la necesidad de “asegurarse antes de cargar la mercancía de que el vehículo (carrocería, lonas, etc.) no tiene cortes o rasgaduras que puedan facilitar el acceso de personas no autorizadas al interior del mismo”.

Una vez cargada la mercancía, “todos los puntos de acceso al vehículo deberán cerrarse o sellarse de forma segura (precintos, seguros o cualquier otro dispositivo de seguridad resistente y efectivo) para evitar la entrada de personas no autorizadas. Si las cubiertas del remolque o semirremolque utilizado fuesen de lona o tela podrían asegurarse las mismas mediante correas en buen estado atadas a todos los puntos de fijación y aseguradas mediante cierres, sellos u otros dispositivos de seguridad resistentes y efectivos”.

Ojo a los descansos

Durante todo el trayecto “los vehículos deberán examinarse de forma regular, especialmente, si se realizan paradas en zonas no vigiladas. Incluso si, por alguna razón, debe accederse al interior del remolque o semirremolque, antes de volver a cerrarse y precintarse los puntos de acceso al vehículo, los conductores deberán cerciorarse de que no se ha subido ninguna persona no autorizada al interior del vehículo”.

Desde Lextransport subrayan que “antes de acceder al ferry con destino a Reino Unido e incluso antes de llegar al control de inmigración del Reino Unido los conductores deberán comprobar que todos los medios de cierre o amarre utilizados se encuentran en perfecto estado y no han sido forzados, incluso comprobarán que los sellos, cierres u otros sistemas de seguridad utilizados no han sido sustituidos por otros durante el trayecto mediante la correspondiente numeración”.

Las comprobaciones por parte de los conductores no deben limitarse al interior del semirremolque, sino que deben “examinar los compartimentos de almacenaje externos del vehículo, cajas de herramientas, deflectores de viento y parte baja del vehículo”.

Mejor con una lista de comprobaciones

Desde Lextransport inciden además en la conveniencia de llevar a bordo de los vehículos “un checklist (lista de comprobaciones) en el que se detallarán todas y cada una de las comprobaciones realizadas por los conductores para cerciorarse de que ninguna persona no autorizada haya accedido al interior del vehículo”.

Antes de subirse al ferry que cruza el Canal de la Mancha es necesario hacer algunas comprobaciones.
Antes de subirse al ferry que cruza el Canal de la Mancha es necesario hacer algunas comprobaciones.

Si durante cualquiera de estas comprobaciones o incluso antes de subir al ferry en dirección al Reino Unido el conductor detecta cualquier anomalía “deberá informar lo antes posible a las autoridades del país en que se encuentre e incluso con la oficina de Fronteras e Inmigración del puerto al que se pretende llegar”.

“Si a pesar de la adopción de estas medidas para evitar que emigrantes indocumentados accedan a los vehículos, las empresas de transporte terrestre fuesen o ya hubiesen sido objeto de denuncias y sanciones por parte de las autoridades competentes, obviamente sepan los transportistas que disponen de mecanismos de defensa”, recuerdan desde Lextransport.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *