Prueba del Ford Transit Kombo 130 cv Mild Hybrid: Al compás de los tiempos

La variante probada se acompaña de una etiqueta Eco, con las ventajas que ello supone para el transporte urbano.

Las mejoras y nuevas soluciones implementadas por Ford en la “nueva” Transit 2T convierten a su furgón más emblemático en un producto sólido, sin puntos débiles significativos, y con argumentos de peso que van más allá de la etiqueta ECO que luce la versión probada gracias a su tecnología de hibridación ligera.

La familia Transit 2T se ha convertido con su última remodelación en una estirpe especialmente adaptada al entorno urbano (y carretera abierta) manteniendo su noble linaje en todas las nuevas variantes. La que ocupa estas páginas, aunque se trata de un vehículo mixto y no de un furgón cerrado, nos va a permitir destacar algunas de las nuevas posibilidades que ofrece, que no son pocas.

Han pasado apenas cuatro años desde probamos la Transit 2T, y en este tiempo Ford ha hecho los deberes. Para empezar, la variante probada se acompaña de una etiqueta Eco, con las ventajas que ello supone para el transporte urbano. En esta ocasión Ford soluciona de manera simple el problema que puede ser no disponer de este distintivo, y sin que suponga un gran desembolso extra para el cliente.

Lo hace incorporando una batería de ion litio de 48 voltios que asiste al motor de combustión y que se encarga de los accesorios eléctricos del vehículo. Este nuevo acumulador es alimentado por un pequeño motor eléctrico (sustituto del clásico alternador) que recupera la energía de las deceleraciones, convirtiendo a la Transit en un “Mild Hybrid” (un híbrido ligero). Esta solución permite, entre otras cosas, que el sistema Start/Stop actúe más tiempo, pues el motor puede dejar de funcionar en marcha (por debajo de los 12 km/h) sin riesgo de quedarnos sin las ayudas de freno o dirección, pues el suministro está garantizado con esta nueva solución.

LEE LA PRUEBA COMPLETA EN LA REVISTA TODOTRANSPORTE O CONSULTA NUESTRO BUSCAPRUEBAS

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *