Padrosa: «No será posible aplicar la Euroviñeta hasta bien entrado 2014»

En una entrevista publicada en el número de junio de TodoTransporte el director general de Transportes y Movilidad de Cataluña, Pere Padrosa, anuncia que “no será posible aplicar la Euroviñeta hasta bien entrado 2014”. El que fuera durante doce años presidente de Astic lamenta que asociaciones y colectivos transportistas caigan de forma recurrente en una “oposición frontal” que “no aporta medidas que determinen soluciones complementarias y diferentes” a las propuestas por las administraciones

Sobre las pruebas que se están realizando en determinadas carreteras catalanas en las que se ha permitido la circulación de camiones con una MMA de 44 toneladas, Padrosa señala que “no podemos ir en contra del progreso, sino que debemos poner todos los elementos que garanticen a las partes una transparencia comercial. En cuanto al sector”, continúa “entendemos que esté en contra, aunque sabemos que las cargas sobrepasan normalmente las 40 t, así que se trata de normalizar una realidad”

Volviendo a la aplicación de la Euroviñeta, el director general de Transportes y Movilidad de Cataluña señala que “por lo único por lo que debemos velar es porque la mayor parte de la recaudación revierta en el sector y en sus infraestructuras. Dicho esto, somos plenamente conscientes de que cualquier medida que represente el pago de una tasa no deja de ser un inconveniente. En este sentido, la Generalitat está dando los pasos necesarios para adecuar nuestra normativa interna a la europea antes del plazo que la Comisión nos ha dado como límite para transponerla al ordenamiento interno; es decir, antes de octubre de este año. Tener la transposición hecha no significa ni mucho menos su aplicación”, advierte

En cuanto a las relaciones entre administraciones y asociaciones sectoriales, Padrosa afirma que “el sector no está aún lo suficientemente maduro como para afrontar” el cambio que supondría “hacer la transición de un asociacionismo vinculado a la Administración y totalmente dependiente de ella hacia un lobby”. En su opinión, “esta forma de hacer que suele ir, normalmente, (…) con la reivindicación como queja sustancial. El sector no es consciente de que los hechos consumados sólo ofrecen la posibilidad de adaptarse a las nuevas circunstancias sin, en ningún caso, hacer una oposición frontal ni aportar medidas que determinen soluciones complementarias y diferentes”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *