Nuevo enfrentamiento entre el transporte y la DGT por el examen de mercancías peligrosas

El sistema de la DGT obliga a los conductores a perder días de trabajo.
El sistema de la DGT obliga a los conductores a perder días de trabajo.

El Comité Nacional del Transporte y la Dirección General de Tráfico vuelven a enfrentarse por un asunto que perjudica claramente al sector del transporte. Se trata del nuevo examen que exige tráfico cada cinco años al renovar el carnet para el transporte de mercancías peligrosas, una medida implantada en octubre y que “está ocasionando importantes perjuicios a las empresas transportistas”, denuncian en Fenadismer.

Dicha exigencia, que no tiene precedentes en ninguna otra formación obligatoria exigida en el sector, obliga en la práctica a los conductores profesionales a perder días de prestación de su trabajo en la empresa e incluso a desplazamientos a gran distancia respecto del lugar donde ha recibido la formación, con el agravante de que los exámenes en las Jefaturas de Tráfico se realizan obligatoriamente de lunes a viernes, ante la falta de disponibilidad de examinadores oficiales para poder realizarlo en fin de semana.

Todo ello ha motivado el rechazo al nuevo sistema de exámenes obligatorios por parte de las asociaciones de transportistas más representativas del sector, que a través del Comité Nacional de Transporte por Carretera han dirigido una queja formal a la directora general de Tráfico por la entrada en vigor de la misma.

Asimismo, desde el sector se insiste en que “no existe ninguna razón formativa ni de mejora de la calidad de la misma, que justificara este cambio en la forma de organizar las pruebas de control de los cursos de renovación del carné ADR”. Por contra, consideran que “la realización de las pruebas de examen en fecha y lugar diferente al del curso de formación está obligando, tanto a las empresas de transporte como a los conductores profesionales, a destinar, además de los días de la formación, días adicionales para realizar la prueba de evaluación, lo que está ocasionando graves deterioros en la productividad de las empresas, con costes excesivos por la paralización de personal y vehículos, así como problemas sociales para todos los intervinientes”.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *