Michelin, pendiente del visto bueno de las autoridades brasileñas para hacerse con Sascar

El Grupo Michelin está diversificando sus actividades en el sector del transporte profesional. En julio de 2013 su División Michelin solutions lanzó Effifuel, conjunto de medidas dirigido a reducir el consumo de combustible de los vehículos.
El Grupo Michelin está diversificando sus actividades en el sector del transporte profesional. En julio de 2013 su División Michelin solutions lanzó Effifuel, conjunto de medidas dirigido a reducir el consumo de combustible de los vehículos.

La multinacional francesa Michelin anunció la pasada semana su intención de adquirir la compañía brasileña Sascar, líder en el mercado de aquel país en la gestión telemática de flotas y en el control, también telemático, de los bienes transportados. Con sede en Sao Paulo, la firma logró el pasado año un volumen de negocios de 280 millones de reales brasileños (unos 91 millones de euros) y en los últimos tres años ha experimentado un fuerte crecimiento (16% como media). Esta operación “se halla sometida a la aprobación de las autoridades brasileñas sobre competencia”.

Sascar, informaron fuentes de la marca del Bibendum, cuenta con 870 empleados “y tiene una gran presencia en Brasil, prestando apoyo a los transportistas independientes y a las pequeñas flotas de camiones, partes fundamentales del sector del transporte terrestre brasileño”.

“Michelin se beneficiará de las capacidades humanas, técnicas y comerciales desarrolladas por Sascar en un mercado que está en pleno crecimiento de la informática al servicio de las flotas profesionales de transporte, así como de su cartera de clientes. Michelin desarrollará aún más sus servicios en todo el mundo. Consolidaremos, así, un eje de crecimiento para el Grupo”, declaró Jean-Dominique Senard, presidente del Grupo Michelin.

El valor de Sascar, que gestiona una cartera de 33.000 flotas y 190.000 camiones, se eleva a 1.600 millones de reales brasileños (unos 520 millones de euros), de los cuales 1.353 millones de reales corresponden al valor de adquisición (en torno a 440 millones de euros) y otros 247 millones a deuda (aproximadamente 80 millones de euros) y se ajustará en el momento del cierre final de la compra.

Comparte en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *