Luis Tortosa: “Vienen tiempos buenos para el camión, sobre todo si somos capaces de cobrar un precio justo”

Tortosa considera que el transporte de mercancías por carretera vive un punto de inflexión.

Entrevistado en el Especial Comunidad Valenciana de Todotransporte, Luis Tortosa, máximo responsable de la empresa de transporte de mercancías que pasea su nombre y apellido por las carreteras de toda Europa, se muestra abiertamente optimista con respecto al futuro del sector: “Vienen tiempos buenos para el camión, sobre todo si somos capaces de cobrar un precio justo”, afirma el empresario almeriense de nacimiento y alicantino de adopción.

En cualquier caso, Tortosa es consciente de cuáles son las expectativas para alguien que, como él, ha logrado levantar una gran empresa partiendo de cero. “Yo he sido camionero, así que sé que no puedo aspirar a hacerme millonario. Pero mi familia y yo vivimos bien, nuestra gente vive bien, tenemos una buena flota propia y poca deuda. Así que me considero un privilegiado”, explica en el reportaje que publicamos en el número de mayo de Todotransporte.

Para continuar con esa exitosa senda, el gerente de la empresa alicantina tiene claro que debe seguir incidiendo en la senda que comenzó a transitar hace ya tiempo: “dentro de lo que el mercado nos deje, intentamos cobrar un precio que nos permita vivir. Y el que no esté dispuesto a pagar un precio digno, hasta luego, Lucas”.

El gerente del operador levantino introduce un elemento interesante en la conversación cuando desliza que puede que el sector esté viviendo una espiral bajista de los precios que no se corresponde con lo que los clientes estarían dispuestos a pagar en ciertos casos. “Hay veces que hemos dado unos precios que nosotros considerábamos altos cuando nos han ofrecido un nuevo servicio porque no nos interesaba demasiado hacerlo. Y nos han dado esos servicios. Por eso creo que a veces los propios transportistas tememos que no nos van a pagar lo que merecemos que se nos pague”, destaca.

Preguntado acerca por otro de los principales problemas que aquejan al sector, la escasez de conductores, Luis Tortosa considera que esta situación no responde a un escenario de salarios demasiado bajos. “Yo no creo que se pague poco. Considero que se paga bien. Lo que sucede es que las condiciones que se dan son nefastas”, asegura Tortosa.

Conductores perseguidos
El gerente del operador alicantino, quien se define a sí mismo como “un conductor vocacional”, hace un repaso de las difíciles condiciones a las que se enfrentan los profesionales del volante: “Llega la hora de dormir y están amedrentados, porque no saben dónde parar, si les van a robar el gasoil, la mercancía o incluso en la propia cabina. Además se sienten perseguidos por todo el mundo (la policía, los controles, etc.) y encima todo el día estresados por ver si se han pasado o no de horas de conducción, si van a poder llegar a su destino”, enumera.

Tortosa tampoco entiende los descansos de 11 horas que han de hacer los conductores. “¿Quien hizo eso en qué estaba pensando? Porque si un conductor duerme seis horas en la cabina luego tiene otras cinco para estar pensando en lo desgraciado que es. En algún momento los legisladores tendrán que dar marcha atrás, porque la situación es inviable”, afirma Tortosa.

Pero no toda la culpa cae del lado de la Administración. De hecho, el gerente de la empresa alicantina subraya que “algunos clientes no son conscientes de lo que putean a una persona cuando la tienen en un muelle cinco horas. Cuando yo me dedicaba a ello el conductor estaba mimado”, rememora Tortosa.

En cualquier caso, la política de personal de Luis Tortosa es ciertamente fructífera, como evidencia el hecho de que “todos los días tenemos a gente que viene a pedir trabajo. Ésa es la suerte que tenemos por habernos creado un buen cartel. Y la verdad es que nosotros a nuestra gente la tratamos bien. Tenemos siete u ocho furgonetas y los fines de semana traemos a casa a todos los conductores que se han quedado sin horas de conducción desde La Junquera para acá. Y el domingo por la noche los devolvemos donde se hayan quedado los camiones. Eso tiene un coste, pero lo hacemos porque facilitamos la vida a nuestros conductores y además el lunes están preparados para salir otra vez de ruta”, relata el gerente de la compañía alicantina.

Comparte en:

Responder a Ruben Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *