“Los precios son libres y uno puede escoger trabajar o no” opina Carlos Castán, presidente de Aeutransmer

Carlos Castán confía en que las 44 toneladas acabarán por aprobarse en España, pero no cree que la medida la vaya a tomar el Gobierno a partir del consenso entre cargadores y transportistas.

Con las relaciones entre transportistas y cargadores absolutamente congeladas, Carlos Castán, presidente de Aeutransmer, ha concedido una entrevista a Todotransporte (puedes leer la entrevista íntegra aquí) en la que no deja de lamentarse por algunas actitudes que considera poco proclives al consenso entre quienes fueron sus interlocutores antes de que fracasara la negociación.

A lo largo de la conversación, Carlos Castán confía en que las 44 toneladas acabarán por aprobarse en España, pero no cree que la medida la vaya a tomar el Gobierno a partir del consenso entre cargadores y transportistas, y sobre la eterna polémica de los precios del transporte zanja el asunto: “Son libres y uno puede escoger trabajar o no”. De hecho, apunta que “en muchísimos casos, los cargadores pagan el precio que se les plantea, no el que fuerzan”.

En la entrevista, el presidente de Aeutransmer apunta que no cree que “haya crecido el nivel de descontento de los transportistas: los volúmenes de transporte están creciendo como lo hace el número de vehículos matriculados y autorizados. En resumen, no encuentro justificadas las quejas de los transportistas“.

La morosidad que sufren los transportistas no queda fuera del abanico de temas abordados en la entrevista. En este punto, Carlos Castán se muestra a favor de una normativa sancionadora para afrontar la morosidad “pero que se haga en todos los sectores de la economía: también sufrimos la morosidad, así que no se nos puede obligar únicamente a nosotros con una ley en el ámbito de nuestra relación con los proveedores de transporte”.

La creciente escasez de conductores que registra el transporte de mercancías por carretera da lugar también a una valoración por parte del máximo representante de esta asociación de cargadores. “Nos sentimos preocupados por la situación, pero no responsables de ella. Entendemos cuáles son los motivos que llevan a la falta de conductores, y es cierto que los cargadores debemos estar atentos para que las condiciones de trabajo de los conductores en los tiempos de carga y descarga (carguen y descarguen ellos o no) sean las adecuadas. Y creo que la sensibilidad de los cargadores en este capítulo ha aumentado“.

Y la peculiar estructura del sector del transporte en nuestro país, que pasa por una mayor atomización que en países de nuestro entorno, da lugar a una reflexión del presidente de Aeutransmer: “Hasta ahora lo razonable era pensar que la atomización no ayudaba, porque el transportista autónomo no puede comercializar sus servicios directamente con el cargador. Pero con la llegada de la digitalización y la existencia de nuevos canales tecnológicos de comunicación quizá el pequeño transportista pueda ser tan eficiente como uno grande y si logra comercializar directamente sus servicios podrá sobrevivir”.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *